Preguntas y respuestas fundamentales (3)

principal FAQ

Para entender bien este post, te recomendamos que leas antes las partes anteriores:”Preguntas y respuestas fundamentales 1” y “Preguntas y respuestas fundamentales 2


¿Cómo y con quién revisamos nuestra vida?

Llega un momento tras nuestra muerte física que toca revisar nuestra vida. Esto lo hacemos en diferentes escenarios, con diferentes métodos y almas maestras. Para ver qué sucede aquí nos centraremos en las investigaciones de Raymond Moody y Michael Newton. Es un tema largo, por lo que trataremos de resumirlo de la manera más sencilla y clara posible.

Una vez que estamos ya en el otro lado, habiendo experimentado lo que relatábamos en los post anteriores sobre preguntas fundamentales, nos toca experimentar todo aquello que hemos hecho en la Tierra, lo bueno y lo malo. La finalidad de esto es ver en primera persona las consecuencias de nuestras acciones y de nuestras omisiones. Los pacientes en hipnosis relatan que son llevados a una especie de sala en la que se recrean las escenas que tuvieron lugar en la Tierra, es como volver a vivir un suceso. Todo el daño que hemos hecho lo experimentaremos en propia piel, nos pondremos en los zapatos de nuestras victimas. Sucede igual con el bien que hacemos. La gente que en la Tierra hizo mal (un mal no exagerado, ya que la gente verdaderamente mala va a otro lugar de aislamiento del que hablaremos más adelante) tendrá que revivir aquí todo eso, hasta que aprenda que sus acciones tenían consecuencias. Un paciente relata a Raymond Moody que en su vida fue un general Nazi y tras su muerte tuvo que experimentar el horror que hizo pasar a los presos, a los familiares de estos, etc. Y asegura que fue la experiencia más horrorosa de que había vivido. Era el peor infierno que podía imaginar, aunque no tenía nada que ver con los infiernos que describen las religiones.

Tras vivir este aprendizaje, llega el turno del Consejo de Mayores. Michael Newton lo explica así: “No mucho después de que las almas ha regresado a su grupo, son llamados a compadecer ante una asamblea de seres sabios, un grado o dos por delante de nuestros Guías. Estos grandes maestros son las más avanzadas entidades identificables que mis pacientes ven en el mundo del espíritu”

Aunque ningún paciente de ningún terapeuta relata haber visto a Dios, a esa energía infinita superior, en este tribunal sí dicen notar lo que ellos denominan “la presencia”, una energía que emana desde lo alto y que saben que es diferente a cualquier otra energía. Esa presencia está ahí para ayudar en todo el proceso del Consejo. Este consejo es el encargado de volver a revisar con nosotros nuestra vida, ver nuestros defectos y virtudes, y orientarnos hacia nuestra siguiente reencarnación. Con los miembros de este consejo nos reunimos después de morir en la Tierra y, muchas veces, poco tiempo antes de volver a reencarnarnos. Un paciente de Newton relata: “al consejo no le interesa cuántas veces caímos en nuestros progresos a través de la vida, pero sí le interesa nuestro coraje y valor para superarnos y hacernos fuertes”

Hemos visto que tras nuestra muerte en la Tierra revisamos nuestra vida recreando los hechos pasados. Después (o en algunas ocasiones, antes) somos llamados al Consejo de Sabios, donde volvemos a revisarla con ellos y en donde somos orientados. Tras esto todavía queda una manera de revisarla, en la que además podemos estudiar con detalle todo lo que hicimos mal. Esto lo hacemos en los llamados archivos akásicos, o bibliotecas akásicas.

Absolutamente todo lo que hacemos en nuestra vida emite una energía. Esa energía queda registrada en nuestro “libro de vida”, que se guardan en estas bibliotecas. Allí es donde podremos volver para examinar de cerca todo lo que hicimos y todo lo que podíamos haber hecho. En este proceso contamos con la ayuda de muchas almas, entre ellas nuestros Guías y los Guías de estos archivos. Podemos tomarnos todo el tiempo que necesitemos para estudiar nuestros errores antes de regresar a la Tierra.

Preguntas y Respuestas fundamentales (1)

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

 

En este post, y en los que le seguirán, trataremos de responder a las preguntas fundamentales en torno a la vida después de la muerte. Si tienes alguna duda o quieres hacer alguna consulta sobre el tema, déjanos un comentario o escríbenos a nuestro e-mail.

¿Qué sucede cuando morimos?

Justo en el instante de la muerte física, la persona nota un fuerza que empuja de ellos, a la vez que escucha un fuerte zumbido. Lo que está sucediendo es que el alma está saliendo del cuerpo. Lo siguiente es que el sujeto, ya fuera del cuerpo, ve su cuerpo físico y todo lo que le rodea. Puede escuchar y estar atento a todo lo que está sucediendo a su alrededor. Están flotando y suelen ver la escena desde arriba. Tratan de consolar a los vivos, pero normalmente no pueden hacerlo, por lo que se sienten frustradas.

Un paciente se lo narra así a Michael Newton:
“(…) Me estoy elevando… flotando… Me vuelvo para ver mi cuerpo. ¡Es como ver una película, sólo que yo salgo en ella! El médico está consolando a mi mujer y a mi hija. Mi mujer está llorando (…) trato de comunicarme con ella, pero no puedo…”

Otra paciente relata:
“(…) Es extraño. Es como si estuviera suspendida en el aire, pero no es aire. No existen límites, no hay gravedad… soy ingrávida”

Mientras la persona está en ese estado, para ella desaparece el espacio y el tiempo. El cuerpo sana de todo mal que pudiera tener. Tal y como investigó Kubler Ross, aquellos sujetos que una vez muertos se siguen viendo a sí mismos en forma corporal, aparecen sanos: los que perdieron una pierna la vuelven a tener, los ciegos ven, etc. Otros no se ven en forma corpórea, sino como una masa de energía casi transparente. En cualquier caso, todos sienten gran calma y curiosidad, más que miedo. Al no estar ya atados al tiempo y el espacio, el sujeto puede en ese momento ir al lugar que desee de la Tierra, visitar a amigos vivos en sus casas, etc. en una es especie de última despedida.

El sujeto está ahí, flotando sobre la escena de su muerte y viendo a quienes lo rodean. La persona puede decidir marcharse en este momento o quedarse unos días más para tratar de “consolar” a sus seres queridos. Aunque se queden unos días, suelen marcharse tras el entierro de su cuerpo físico, aunque a los “muertos” les suele importar muy poco lo que se haga con su cuerpo una vez que están fuera de él.

¿Quién nos espera al otro lado?

Llega un momento en el que la persona debe regresar al mundo espiritual y dejar este plano terrestre. Es entonces cuando aparece ante él su Guía o Maestro, solo o acompañado de familiares y amigos del “fallecido”. Esto es curioso, porque no sólo aparecen ante él gente que hubiese fallecido antes, sino que también aparece gente que sigue viva en la Tierra. Esto es posible porque, cuando reencarnamos, una parte de nuestra energía se queda “al otro lado”, una especie de “pequeño duplicado” nuestro.

Así, nuestro Guía y nuestros seres queridos nos dan la bienvenida al otro lado, a nuestra verdadera casa. Tras esto, ellos se van y aparece un túnel oscuro con una fuerte luz al final de él. Podemos recorrerlo solos o acompañados de nuestro Guía.

¿Qué sucede en el túnel?

Hasta este momento seguimos estando “conectados” al mundo terrestre. Es, una vez atravesado el túnel, al entrar en contacto con la Luz, cuando ya no hay manera de regresar. En ese preciso momento se rompe el llamado “cordón de plata”, que mantiene unido el cuerpo físico con el espiritual.  La Dra. Kubler Ross lo explica así: “Ese contacto entre el capullo de seda y la mariposa podría compararse al cordón umbilical, aquí llamado cordón de plata, que se rompe. Después ya no es posible volver al cuerpo”. En sus investigaciones, Raymond Moody habla de esta luz al final del túnel:

“A pesar de que esta luz -generalmente dicen que es blanca o «transparente»- tiene un brillo indescriptible, muchos de los entrevistados especifican que no daña a la vista, ni deslumbra, ni impide ver las cosas que los rodean -quizá porque en ese momento ya no tengan ojos físicos para «deslumbrarse». No obstante la inusual manifestación de luz, nadie ha expresado duda con respecto a que era un ser, un ser luminoso. Todos afirman que es un ser personal, que tiene una personalidad bien definida. El amor y calidez que emanan de él hacia la persona que está muriendo carecen de palabras para expresarse, pero ésta se encuentra totalmente rodeada y poseída por él, muy a gusto y totalmente aceptada en su presencia. Siente una irresistible atracción magnética ante ese ser, una atracción inevitable. Mientras que la anterior descripción del ser luminoso permanece siempre inalterable, su identificación varía entre los diferentes individuos y parece estar en función de los antecedentes religiosos, educación o creencias del individuo que ha sufrido la experiencia”

Llega un momento en el que atravesamos esa luz al final del túnel, y es en ese momento cuando realmente volvemos a “casa”. Esta es una narración que una paciente hace al Dr. Newton del instante en el que atraviesa esa luz:

“Todo está… quieto… Es un lugar muy tranquilo… Estoy en el lugar de los espíritus. Noto ¡el pensamiento!, siento la… fuerza del pensamiento a mi alrededor. Yo… bueno, es difícil expresarlo con palabras. Siento… pensamientos de amor… compañía… simpatía… Y todo ello está combinado con… la expectación… Es como si los demás estuvieran esperándome. No estoy asustada. Cuando estaba en el túnel, estaba más… desorientada. Sí, ahora me siento segura… Noto los pensamientos que me llegan… de amor… de acogida. Es extraño, pero siento que todos a mi alrededor saben quién soy y por qué estoy aquí. Siento armonía por todos lados”

En nuestro próximo post continuaremos paso por paso con lo que sucede una vez que morimos y trataremos de responder a las preguntas de qué sucede una vez atravesado este túnel, cómo está formado el “otro lado” y cómo revisamos nuestra vida en la Tierra.

Entrevista a Michael Newton

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Michael Newton es doctor en Psicología, hipnoterapeuta y miembro de la American Counseling Association. Ha investigado durante 35 años el periodo de entre vidas y vidas pasadas en su consulta. En 1998 recibió el premio anual de la National Association of Transpersonal Hypnotherapists por la mejor contribución del año en investigación. Su primer libro “Journey of souls” vendió más de 200.000 ejemplares. En 2001, con su libro “Destino de las almas” ganó el premio anual de Editores Independientes.

Aquí os dejamos una entrevista (divida en cinco partes) en la que Newton cuenta cómo comenzó a trabajar en hipnosis de vidas pasadas (regresiones) y lo que descubrió con sus pacientes sobre la postvida (afterlife) y la reencarnación. Los subtitulos no son especialmente buenos, pero nos sirven. Si estáis interesados en sus libros, pulsad aquí.





La reencarnación y Brian Weiss

[Si te interesa Brian Weiss, también te interesarán estos autores. Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Por J. Cámara
Director de Círculo de Búsqueda

Como hay mucho por decir, muchos conceptos, muchas ideas, y poco espacio, he pensado que la mejor manera de comunicarlo es contarlo en el mismo orden en el que lo aprendí yo y hacerlo, además, desde los autores que han investigado este tema. La primera persona a la que yo conocí fue a Brian Weiss, psiquiatra y director del hospital Monte Sinai de Nueva York.

brian_weissTal y como Weiss afirma, él era un hombre científico interesado en solucionar los problemas mentales de sus pacientes y que jamás se había preocupado por temas como la reencarnación. Para ayudar mejor a sus pacientes, este psiquiatra decidió usar en terapia la hipnosis, un método muy alejado de lo que vemos en televisión y que usan los grandes profesionales con sus pacientes. La finalidad de la hipnosis es que el sujeto se relaje completamente y sea capaz de recordar cosas de su pasado que le han traumatizado (no entraré en más detalles sobre esto). Durante una de esas hipnosis, una paciente comenzó a recordar cosas de otra época, de otra vida. Bran Weiss quedó muy sorprendido por esto y continuó investigando a la paciente, la cual describía con todo detalle sus vidas anteriores. En hipnosis es imposible mentir, por lo que todo lo que decía era comprobablemente cierto.

Siendo así, se abría una puerta a lo desconocido: las vidas pasadas y, por consiguiente, la reencarnación. Continuó investigando con más pacientes y explorando los mejores métodos para conseguir que recordasen sus vidas pasadas. Cuando había confirmado esto recibió de nuevo otra sorpresa. Durante la regresión de una de sus pacientes, esta cambió la voz y comenzó a hablar en otro tono, con más sabiduría y dulzura. Se trataba, como Weiss comprobaría después, de un Maestro. Un Maestro que aprovechó la hipnosis de la paciente para comunicarse con el psiquiatra a través de ella. Pero antes de seguir, debemos explicar qué es un Maestro o Guía.

Según todos los que han investigado sobre el tema, cada uno de nosotros tiene siempre consigo un Maestro o Guía que le ayuda en la vida. Ha recibido muchos nombres, por ejemplo para los cristianos se llama “Ángel de la Guarda”. Este ser es el encargado de cuidar de nosotros durante el tiempo que estemos en la Tierra. Él conoce nuestro plan de vida, nos pone las pruebas y nos ayuda a superarlas. Nosotros ya conocíamos a nuestro Maestro antes de bajar a la Tierra, fue con él con el que hablamos sobre qué veníamos a hacer y cómo queríamos hacerlo.

Continuando con Brian Weiss, comenzó a recibir una serie de mensajes por parte de estos Guías. Eran mensajes como los que había recibido mucho tiempo atrás otras gentes y como los que recibirían otros personajes futuros. A continuación recopilo algunas de las frases más interesantes de su libro “Los mensajes de los sabios”:

“Nuestra tarea es aprender (…) Gracias al conocimiento podremos descansar.
Después de haber aprendido, volvemos para enseñar y ayudar a los demás”.

“A menudo regresamos una y otra vez con la misma gente,
sólo que en papeles diferentes”.

“La recompensa consiste en hacer las cosas, pero en hacerlas sin esperar
nada a cambio, en hacerlas desinteresadamente”.

“Karma significa equilibrio. Todo tiene que equilibrarse.
La naturaleza está equilibrada”

En estas pocas frases, el Maestro que habla a Brian Weiss dice muchísimas cosas. Habla de que la finalidad de la vida es aprender, de que no podemos irnos hasta haber aprendido lo que necesitábamos. También dice que volvemos una y otra vez con las mismas personas, sólo que en papeles diferentes: quien en otra vida fue tu hermano, tal vez sea en esta tu amigo, o tu profesor. Y volvemos con ellos porque nos quedan tareas pendientes. Tenemos que saldar deudas con ellos, o ellos con nosotros… hay que saldar el Karma, estar en equilibrio, por lo que, todo lo que hacemos, se nos devolverá en esta o en otra vida. Continuemos con más revelaciones:

“Cuanta más ignorancia hay, menos luz se ve. El mal es una ignorancia
profunda y una ausencia de luz casi total”.

“Cuando ya no nos hace falta reencarnarnos, cuando hemos aprendido todas nuestras lecciones y pagado nuestras deudas, se nos da a elegir. Podemos regresar de forma voluntaria para ayudar o quedarnos en el otro lado y ayudar desde ese estado”.

Cuando hablaba de este tema con otra gente, muchas veces me preguntaban que, de ser cierta la reencarnación, ¿cómo es posible que ahora haya más gente que hace unos siglos? ¿Es energía nueva? ¿Son almas nuevas? ¿De dónde salen? A esto nos contesta también Brian Weiss:

“Hay muchas más almas que personas. Éste no es el único mundo. Las almas existen en muchas dimensiones. Ninguno de nosotros ha empezado en este planeta. La Tierra es más bien una especie de colegio. No es el nivel más bajo, pero tampoco el más alto”.

 

Bienvenidos a la Búsqueda

Bienvenidos a Círculo de Búsqueda.

Es difícil comenzar un nuevo blog, pero por experiencia sé que vale la pena. También es difícil definir lo que vamos a hacer aquí, aunque el título creo que lo explica bien: se trata de ayudarnos en la búsqueda y, especialmente, en una búsqueda difícil. Este espacio nace como apoyo para todos aquellos que estamos interesados en el crecimiento personal, la reflexión y especialmente la postvida (afterlife) como tema de investigación práctico y como parte esencial de nuestro desarrollo.

Es difícil encontrar en la red un lugar en español para compartir conocimientos y experiencias sobre postvida (vida después de la muerte) en un aspecto de crecimiento personal, serio y práctico. Esta es la razón de este nuevo blog, en el que me encantaría que participases y te unieses a la búsqueda. Prometo, además, que no se nos irá la cabeza con temas raros y palabras indescifrables.

Hablaremos de autores como Elisabeth Kübler-Ross (psiquiatra y pionera en cuidados paliativos a moribundos e investigaciones en el umbral de la muerte), Brian Weiss (psiquiatra especialista en regresiones hipnóticas a vidas pasadas), Michael Newton (psicólogo especialista en vida después de la vida), Victor Zammit (Juez e investigador de la Postvida) etc. Así como hablaremos de meditación, regresión, estructura de la otra vida, guías, maestros, etc. Así de todos los temas que creáis convenientes y queráis compartir.

Espero que os guste y que disfrutéis con el encuentro.

Abrazos.