Investigación AWARE sobre la Postvida

Un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Southampton ha evidenciado que la conciencia humana puede continuar después de la muerte clínica, al menos durante un breve periodo de tiempo. Gracias a este trabajo, al que han llamado AWARE (AWareness during REsuscitation ó Consciencia durante la resucitación, en español), la ciencia ha comenzado a dar una explicación objetiva a la creencia sobre la vida tras la muerte física.

Tras 4 años de investigación en 15 hospitales de Estados Unidos, Reino Unido y Austria, los científicos observaron que de 2.060 pacientes que sufrieron un paro cardiaco, 330 sobrevivieron y 140 dijeron que habían experimentado algún tipo de conciencia mientras eran reanimados. De este modo, los investigadores han podido realizar un importante avance para entender el comportamiento de la conciencia humana una vez deja de funcionar el cerebro. Los resultados de la investigación, publicados en la revista Resuscitation, muestran que el 46% de los casos de los pacientes que sobrevivieron recuerdan haber tenido una “especie de conciencia” durante esos minutos en los que se establecieron clínicamente muertos, justo antes de ser reanimados.

Según el Dr. Sam Parnia, director del estudio, se trata de uno de los estudios más importantes para la ciencia porque demuestra que el cerebro puede funcionar cuando el corazón deja de latir. De hecho, en los casos analizados “la conciencia parece haber continuado durante el período en que el corazón no latía hasta tres minutos, a pesar de que el cerebro normalmente se cierra el plazo de 20-30 segundos después de que el corazón se ha detenido”.

¿Qué se siente después de la muerte?

Como explica esta investigación, parece que la “luz del final del túnel”, al menos durante los primeros minutos, se parece bastante a la propia habitación del hospital (o último escenario que rodea a los pacientes en el momento de su muerte). Destacan también otros casos estudiados, como el de una paciente de 57 años que tras declararse “muerta” durante alrededor de tres minutos, fue capaz de recordar tras volver a la vida lo que había estado haciendo el personal médico, algo frecuente entre las declaraciones de los pacientes que sufrieron un paro cardíaco y resucitaron. Algo más espiritual es, por ejemplo, el caso de uno de los pacientes que se vió a si mismo dejando su cuerpo completamente, para posteriormente ver su reanimación desde la esquina de la habitación, una experiencia que ha relatado el 13% de los examinados, que aseguraron haberse sentido “separados de sus cuerpos”,

Estudios previos

Hasta el momento, los estudios científicos sobre experiencias cercanas a la muerte (ECMs) habían sido limitados. Algunos, realizados por investigadores independientes, habían mostrado que entre el 10 y el 20% de las personas con parada cardiorrespiratoria y muerte clínica presentaban, en ese periodo, procesos mentales estructurados, así como capacidad de razonar y recuerdos concretos de la situación en la que se encontraba su cuerpo físico, de su entorno y del personal que intentaban reanimarlos. Por otro lado, en 2001, una investigación médica realizada en hospitales holandeses con 344 pacientes que habían sufrido la muerte clínica como consecuencia de una crisis cardíacas reveló que el 18% de ellos recordaba haber vivido experiencias mientras su cuerpo estaba sin vida. Históricamente, los estudios más relevantes en este terreno han sido los realizados por Raymond Moody, pionero en la investigación de las ECMs o Elisabeth Kübler-Ross, quien fue además pionera en la introducción de los cuidados paliativos en enfermos terminales.

CRÉDITOS
Adaptación: Círculo de Búsqueda
Fuentes: El Confidencial / Tendencias21
Anuncios