El sentido espiritual de la pandemia por Coronavirus (2ªparte)

[Si no has leído la primera parte del artículo, puedes hacerlo pulsando aquí]

Por Joaquín Cámara |

El caso de la pandemia actual

Hasta ahora hemos visto que las situaciones globales que experimentamos como humanidad han sido planificadas desde planos superiores del mundo espiritual y nosotros, como almas, hemos decidido encarnar en la Tierra en el momento que alguna de estas situaciones se fuera a producir, de modo que pudiéramos aprovecharla para nuestra propia evolución dentro del plan de vida individual.

En las siguientes sesiones de Darshanum con Víctor, decidimos profundizar en la actual situación global de pandemia que estamos viviendo como humanidad. Víctor ya se encontraba completamente adaptado a ese espacio al que iba en las sesiones, de modo que la información le fluía perfectamente y era capaz de recordar buena parte de su trabajo espiritual, lo que facilitaba mucho la comunicación. En el siguiente fragmento de su sesión encontramos las respuestas ante este hecho.

  • [Joaquín] Conociendo ya el trabajo que realizas desde el mundo espiritual, ¿podrías decirme si la actual situación de pandemia es también una de esas situaciones globales planificadas?
  • [Víctor] Todo está planificado, en aspectos tan relevantes nada queda al azar.
  • De modo que esta situación también ha sido creada para ayudar a la evolución de la consciencia que tenemos como humanidad, ¿es así?
  • Sí, pero es algo más complejo que eso, y es necesario explicarlo bien para que se entienda y deje de tergiversarse. Para aprovechar bien esta oportunidad.
  • De acuerdo, explícame del modo más sencillo posible. 
  • Efectivamente la situación actual se ha producido para permitir una mayor consciencia global, para dar tiempo al Ser a crecer. El confinamiento, por ejemplo, ha sido un gran momento para la meditación y la reflexión, para volver a valorar, para ir al origen. Lo que diferencia a esta situación de las otras que ha habido es el momento de evolución global en el que se encuentra la Tierra y la humanidad. El sistema interdimensional en el que se encuentra la Tierra se está preparando para entrar en una nueva dimensión de consciencia, está ya en un proceso avanzado de evolución que se inició hace mucho tiempo y va llegando a su destino. Sin embargo, el nivel de consciencia de una parte importante de seres humanos que la habitan no está en sintonía con ese nuevo nivel. La vibración de la Tierra se está elevando, y eso hace que sus habitantes tengan que elevar también su vibración para poder evolucionar con ella. La situación de pandemia está diseñada precisamente como una ayuda para salir de ese estado de baja vibración. Quienes puedan y quieran evolucionar a este ritmo seguirán aquí y quienes no, regresarán al mundo espiritual y dejarán de poder encarnar en la Tierra. Esto no será problema, ya que hay muchos lugares en los que reencarnar.
  • ¿Significa esto que quienes están encarnados actualmente en la Tierra y no consigan elevar su consciencia van a desencarnar durante esta situación global?
  • No, no estoy diciendo eso. Ahora es un momento de oportunidad que puede tomarse o no. Pero no tomarlo no significa que se vaya a desencarnar a causa de esto.

La actual situación de pandemia responde al hecho de una ayuda evolutiva. Estabais en un nivel de ruido y baja vibración cada vez más denso, de modo que se creó esta oportunidad global para que las almas reencarnadas pudierais ayudaros de esta experiencia. Sin embargo, la mala interpretación de la situación está produciendo el efecto contrario, el aumento de bajas vibraciones globales, porque no se ha sabido ver la realidad de lo que ofrece. Debe irse más allá, pero no se está consiguiendo del todo. La consciencia global debería modificarse, pero se ha tergiversado mucho la situación. Una gran parte de los seres humanos están siendo dominados por las bajas emociones y, por tanto, bajando su nivel de vibración. Esto es lo contrario que se pretende, pero los humanos tienen libre albedrío para actuar como consideren.

  • [Joaquín] De acuerdo. Por resumir lo que dices, la Tierra se encuentra en un proceso de evolución hacia una nueva dimensión de consciencia. Sin embargo, tenemos unos niveles de densidad y ruido excesivamente elevados, de ahí que se planificara la actual situación de pandemia como una ayuda global para que los humanos podamos evolucionar en ella hacia esa nueva dimensión. ¿Es así?
  • [Víctor] Correcto. Ese es el plan, pero no está saliendo como debería.  Se está tergiversando, malinterpretando, lo que hace que, en lugar de aumentar la consciencia, esta se reduzca aún más. No en todos los seres humanos, por supuesto, muchos están aprovechando esta situación y evolucionando muy correctamente en ella, incluso sin saberlo. Pero hay una gran parte que no.
  • ¿Qué es lo que está impidiendo que se pueda ver la realidad de esta experiencia global, qué es lo que impide que la podamos aprovechar?
  • Las bajas vibraciones, el ruido. Hay una extremada acumulación de bajas vibraciones en muchos seres humanos. Tanto es así, que el bajo astral está cada vez más conectado con la parte física de la Tierra, de modo que hay una retroalimentación constante. Hay mucho ruido. Y el ruido impide ver la realidad y deforma los planes espirituales.
  • Cuando hablas de acumulación de bajas vibraciones, entiendo que te refieres a las vibraciones que producen las emociones y los pensamientos densos, ¿es así?
  • Correcto. Pero no solo a nivel individual. Las emociones y los pensamientos bajos están muy extendidos, y continúan extendiéndose cada vez más. Tenéis seres humanos muy densos a nivel global, con mucho poder y que mantienen este ruido. Además, los humanos de baja vibración están eligiendo a líderes de su misma vibración o aún más baja. Líderes no solo políticos, sino de opinión, de imagen, de comportamiento… y estos líderes expanden aún más el sistema de baja vibración en el que os encontráis. Se expande el ruido.

El asunto de la acumulación de bajas vibraciones, del ruido imperante en la humanidad y como esto nos está impidiendo la evolución no es algo que haya expresado únicamente Víctor. En algunas sesiones anteriores o posteriores a esta, otros pacientes han hablado también en profundidad desde el mundo espiritual a cerca de esto y la importancia de dejar de alimentar las bajas frecuencias.   

La ayuda de seres de luz

La evolución de la consciencia hacia dimensiones superiores es algo que, como humanidad, estamos experimentando desde hace ya muchos años. Como decía Víctor, ahora el tiempo para ese salto dimensional está más cercano, pero el trabajo se inició mucho antes.

Ante esto, la Tierra está recibiendo en los últimos tiempos una fuerte ayuda por parte seres de los planos superiores e incluso de otros planetas de dimensiones más elevadas. Algunos de estos seres ni siquiera tendrían que reencarnar aquí debido a su evolución, pero son enviados para colaborar con quienes estamos experimentando la Tierra ahora. En los dos últimos años he podido conocer a varios de ellos, los cuales no eran conscientes de su auténtica naturaleza ni misión hasta que realizaron las sesiones de regresión o de expansión de consciencia y quedaron realmente sorprendidos ante los recuerdos de lo que habían venido a hacer. Desde el mundo espiritual, suelen referirse a estas personas como “almas semillas”. Algunas tienen (o van a tener) trabajos destacados, de modo que puedan comunicarse o ayudar a la mayor parte de gente posible desde sus posiciones, mientras que otros tienen tareas muy locales, ayudando a su entorno más cercano desde acciones cotidianas. Sobre estos seres de luz también habló Víctor.

  • [Víctor] Se están enviando seres de luz desde hace mucho tiempo para ayudar en el plan general. Sin embargo, en los últimos años algunas de las almas semilla que están encarnando olvidan su tarea.
  • [Joaquín] ¿Cómo es posible que olviden lo que han venido a hacer?
  • Porque la vibración de la humanidad está especialmente densa, y arrastra también la consciencia de estos seres de luz. Con algunos de ellos deberíamos estar comunicándonos, y nos está resultando muy difícil. Ellos necesitan recordar quienes son. Todos necesitáis recordar lo que sois, pero especialmente ellos para la misión que tienen. Algunos seres de luz encarnados en estos momentos están siendo fuertemente excluidos de la sociedad, más que nunca. Se les rechaza fuertemente porque no encajan con el sistema, que cada vez es más rígido y denso. Esto hace que comiencen a perderse para poder encajar, no olvidemos que tienen un cuerpo y una mente físicas y, por tanto, también pueden ser arrastrados por lo material. Pero confiamos en que, como están haciendo muchos de ellos, puedan volver a conectar con nosotros y recobrar su tarea.
  • ¿A qué se dedican en la Tierra estas almas de luz?
  • Aunque hay quienes tienen trabajos especialmente públicos, la mayoría de semillas o seres de luz que hemos enviado y están despiertos no son gente conocida. Hacen trabajos locales. No tienen por qué ser conocidos o interactuar. Si lo hacen, bien, pero si no lo hacen también. Tienen su misión. En la mayor parte de los casos, no queremos que destaquen demasiado precisamente para evitar el aislamiento o el rechazo por parte de la sociedad.

Amanda llegó a la consulta en diciembre de 2018. Estaba realizando psicoterapia con otra compañera y esta le aconsejó realizar una regresión para tratar de solucionar algunos problemas emocionales que no terminaban de resolverse. Aunque Amanda nunca había oído hablar de vidas pasadas ni de regresiones, accedió a hacerlo con mucha curiosidad. En la primera parte de la regresión todo sucedió del modo habitual, pero al llegar al mundo espiritual nada fue como esperábamos, ya que se trataba de un alma semilla.

El fragmento que os comparto a continuación pertenece al momento en el que, tras recorrer el mundo espiritual junto a su Guía y adaptarse a la vibración de ese lugar, pudieron hablar con mayor profundidad.

  • [Amanda] Ahora mi Guía me está mostrando una pantalla en la que veo todas mis vidas pasadas a la vez… quiere que entienda cómo mi trabajo continúa entre una vida y otra […] Ahora no entiendo esto… no sé qué escena es esta… Mi Guía me explica que en la pantalla está saliendo mi futuro. Dice que es importante que lo vea. [Esto es algo muy excepcional en las regresiones. Ni los Guías ni lo Sabios suelen mostrar el futuro a los pacientes, salvo que esto sea de una gran importancia y tengan la seguridad de que no interferirá en su libre albedrío]. Ahora me pregunta: “¿Ves a esa mujer? [se la está mostrando en la pantalla, ocupando su puesto de trabajo], esa eres tú, ¡te necesitamos en ese puesto! Protégete hasta que llegue ese momento y puedas cumplir tu misión.
  • [Joaquín] Necesitamos que tu Guía nos explique un poco más acerca de esto. ¿Quiénes te necesitan? ¿A qué se refiere?
  • Es muy complicado lo que me está contando […] Dice que ahora han roto, se ha roto, algo en el espacio y el tiempo, hay una brecha, por eso es el momento adecuado para que entremos nosotros. No sé quiénes son “nosotros”, pero ella me dice que yo soy de ese “nosotros”. 
  • ¿Qué es esa ruptura del espacio-tiempo?
  • Hay muchas personas en la Tierra que han creado una brecha, que están rompiendo con todo lo establecido. Y surge entonces la oportunidad de que personas como yo se introduzcan en esta ruptura para limpiar, para generar, para ayudar. ¡Esa es mi misión!
  • ¿Puede explicarte tu Guía un poco más a cerca de esto?
  • Hay una fractura en el espacio-tiempo, por eso es el momento de plantar las semillas que han estado enviando para que empiecen a germinar. Las raíces tienen que crecer hacia abajo, porque si crece hacia arriba la planta está en peligro [Esto recuerda a la sesión de Víctor, donde le dicen que prefieren que las almas semillas no destaquen]. Me enseña una planta que crece y la cortan, y me dice: “por eso hay que crecer en profundidad, hacia adentro, sin que te vean. Y cuando sea el momento de que se te vea, te lo diremos”. Tú eres una semilla, estás trabajando en esto… y pronto sabrás lo que hay que hacer. Te lo diremos. No desconectes. 

Aunque insistí a la Guía de Amanda, no pude obtener más información sobre la brecha de la que hablaba, en qué consistía exactamente o quiénes la estaban produciendo. Sin embargo, no hay duda de que se refiere a la misma tarea de la que hablaba Víctor, la de ayudar a avanzar a la humanidad hacia la nueva consciencia, ya que a ambos les hablaron de las almas semilla.

Además de los Seres superiores, Sabios, Guías y almas semilla, desde el mundo espiritual hay almas que, sin reencarnar, están atentas a personas de la Tierra para ayudarlas en esta etapa de cambio. El siguiente fragmento pertenece a una sesión de Darshanum realizada a una mujer llamada Purificación, y en él podemos ver este último caso. Después de un recorrido por diferentes zonas, Purificación llegó a un espacio en el que la estaban esperando un grupo de Sabios y su Guía.

  • [Purificación] Acabo de llegar a un lugar muy abierto, aunque más pequeño que el de antes. Hay mucha gente.
  • [Joaquín] ¿Cómo es esa gente?
  • No sé cómo describirlos… son etéreos. Son como gente, pero yo no la puedo tocar. Tienen una luz que les viene de dentro, iluminan. ¡Me gustan muchísimo! Pero yo no sé qué hago aquí…
  • ¿Y qué estáis haciendo en este momento?

  • Estamos en círculo. Yo estoy de pie en medio de ese espacio y ellos se han sentado alrededor de mí. Hay otros grupos a nuestro alrededor, pero cada grupo está en lo suyo. Me siento muy contenta aquí.
  • De entre todos esos seres, ¿hay alguno que destaca más para ti?
  • Sí, hay uno que está de pie… ¡a este lo conozco yo! No sé de qué, pero estoy segura de que lo conozco. ¡Me da mucha alegría verlo! Es menos transparente que los otros. Se ha puesto muy contento de verme, y yo también.
  • Deja ahora que se comunique contigo. ¿Qué te dice?
  • ¡Uy! No me lo puedo creer… me dice que me va a traer a alguien y que me va a gustar mucho verlo… ¡Está aquí, no me lo puedo creer!
  • ¿A quién te han traído?
  • ¡Es Mario! [Un sobrino suyo que desencarnó hace años siendo muy joven]. ¿Qué haces aquí? ¿Dónde estabas?… no puedo hablar, estoy muy emocionada… nos estamos abrazando y hablando… le estoy preguntando por todo… Tiene mucha luz. Mario trabaja con esta gente… No son iguales, pero se conocen mucho.
  • ¿Y qué te está diciendo Mario?
  • Me dice que siente mucho todo lo que sufrí cuando él se fue… pero que se tenía que ir, que su plan estaba ya pensado. Pero que siente que lo pasara tan mal. Ahora me está explicando que él ahora está aquí conmigo, pero que su trabajo está en un sitio más alto… y a la vez también tiene como trocitos por la Tierra… trocitos de lo que es él.
  • ¿Puedes explicarme un poco más sobre esto último?
  • A ver… yo lo entiendo porque me lo está enseñando, pero no sé cómo explicártelo… Es como si él fuera un todo. Entonces, la parte más grande de él está aquí en el mundo espiritual ayudando en una tarea, pero a la vez está en la Tierra también, como en trocitos… pero él no se ha vuelto a reencarnar en una persona, sino que está en trocitos acompañando a personas concretas en la Tierra, como si fuera parte de ellos.
  • ¿Y para qué hace eso?
  • Porque hay veces en las que no se puede estar esperando que esas personas mueran y suban. Él está dentro de esas personas para ayudarlas, para trabajar con ellas, aunque cada una tenga también a su Guía… Me está diciendo que esto lo hace desde hace poco tiempo, no es su trabajo habitual, pero ahora hacía mucha falta.
  • ¿Y por qué lo está haciendo ahora? ¿Por qué hace falta?
  • Porque hay mucho ruido en la Tierra… Y entonces ha tenido que hacer esto. Me dice que está ayudando a gente que se está torciendo, que se está dejando arrastrar… para reorientarla. Y lo hace con varios a la vez.
  • ¿Y de qué manera hace esto?
  • Los acompaña como si fuera una parte de ellos. Los inspira, les da señales, intuiciones… para que puedan reencaminarse. No me quiere explicar más, tiene que irse ya.
  • Solo una última pregunta antes de que se vaya: ¿Por qué hace esto él con algunas personas y no lo hacen los Guías de esas personas?
  • Sí, me dice que los Guías siempre están, pero hay casos en los que tienen que acudir otros seres como él. Y estos casos ahora son más numerosos, por el ruido. Pero yo no sé de qué ruido habla… no me lo explica.

Con todo lo que hemos visto, no hay duda de que la humanidad no está sola. Hay muchos seres realizando desde el mundo espiritual un gran trabajo que nos ayude a trascender la etapa de ruido y bajas vibraciones que estamos atravesando y que, gracias a esta trascendencia, podamos elevar nuestro nivel de consciencia.

Si en nuestro plan de vida individual hemos decidido encarnar en la Tierra para vivir este momento, sin duda es porque tenemos la capacidad de trascenderlo y aprovecharlo en favor de nuestra evolución individual y global. Y para ello tendremos que empezar a focalizarnos en el trabajo interno. La ayuda la tenemos, ahora queda poner de nuestra parte.

Trabajar nuestra evolución desde la situación actual

Como hemos visto a lo largo de este artículo, la actual situación global es una gran oportunidad para nuestro trabajo espiritual. Y este trabajo no afecta únicamente a nuestro desarrollo como almas, sino que permite crear físicamente una nueva humanidad, una nueva Tierra en la que conectar con la serenidad y el bienestar internos y externos, con la unidad y con nuestra auténtica naturaleza.

¿De qué forma puedo trabajar en mi evolución a partir de esta pandemia? ¿Cómo sé cuál es mi tarea o el trabajo que tengo que desarrollar para mí o para los demás? Aunque en este artículo no podemos profundizar en cada uno de los aspectos a trabajar, sí me gustaría mostrar los puntos clave que nos ayuden a enfocarnos en la parte práctica de este conocimiento. 

Dejar de expandir el ruido. ¿Desde qué vibración comparto con los demás? ¿Qué emoción estoy transmitiendo a los que me rodean cada vez que doy mi opinión, comparto una noticia, hago una recomendación, etc.? ¿Hay serenidad o alegría? ¿Estoy transmitiendo enfado, lucha, ira, intolerancia? La emoción que hay debajo de tu relación con los demás es la que estás expandiendo. Tan sencillo como eso. A un nivel intelectual (del ego) puede estar completamente justificado lo que compartes con los demás. Pero desde una nueva perspectiva, antes de expresarte con los otros, observa desde qué nivel de emoción/vibración lo estás haciendo y pregúntate si es eso lo que quieres extender. No hablamos de que te cuestiones tus ideas, sino la emoción que expandes a través de esa idea.

La emoción es tu brújula, no las palabras que dices o las acciones que haces. Si estás defendiendo unos ideales que consideras adecuados, pero al hacerlo sientes que hay sentimientos densos en ti (enfado, rabia, ira, venganza), entonces estás contribuyendo al ruido de la humanidad, a su baja vibración. En ese caso, lo mejor es dejar de actuar. Párate y conecta con la emoción que estás sintiendo hasta que pueda disiparse. Y después, ya desde la calma interna, podrás actuar.

Cada situación que experimentas te da la oportunidad de aumentar tu consciencia. Solemos creer que para evolucionar debemos hacer grandes cambios en nuestra vida, dejar atrás las situaciones que nos causan dolor y buscar nuevos horizontes. Es cierto que de determinadas situaciones es mejor marcharse, y a veces eso es lo adecuado, pero esta opción no siempre es posible. En la mayoría de ocasiones, serán precisamente esas situaciones dolorosas las que nos van a permitir evolucionar. Para aprovecharlas correctamente, deberemos cambiar nuestra perspectiva. En lugar de luchar contra lo que está pasando, comenzar a preguntarnos: ¿Qué me pide esta situación? ¿De qué modo podría encontrar la paz en ella? Ir a las emociones y los pensamientos que estamos teniendo ante la situación y entender que son estos, y no la situación en sí, lo que nos causa el sufrimiento. Esta es quizás la tarea más importante de todas. El libro “El poder del ahora”, del maestro espiritual Eckhart Tolle puede serte de gran ayuda en esta parte del trabajo, así como cualquier otro material o terapia que se base en la disolución del ego y el mantenimiento de la presencia.  

Conectar con la calma interior. Dedicar a diario un tiempo para practicar relajación o meditación es una ayuda enormemente para crear espacio interno, sin ruido. En eses espacio estás tú, lo que eres realmente, de modo que cuanta más calma puedas tener a lo largo del día más calma expandirás a tu alrededor. Además, más fácil será que conectes con lo que realmente eres.

Volver a percibir lo sagrado que eres y que te rodea. Hemos desconectado completamente de lo que somos y, por tanto, también de lo que nos rodea. Ahora es momento de volver a reconocer lo sagrado que hay en los demás, en cualquier forma de vida, el valor intrínseco que todo tiene solo por el hecho se existir. Aunque la densidad y el ruido nos han llevado a ver a los otros, e incluso a la Tierra y la naturaleza, como simples recursos materiales de consumo, es momento de poder comenzar a reconocer al Uno en todo lo que te rodea.

Hasta aquí llega nuestro acercamiento al significado espiritual de esta pandemia. Como hemos visto, esta situación es mucho más amplia de lo que cabría esperar cuando solo somos conscientes de la parte física. Espero que este artículo haya podido servirte para encontrar respuestas o para plantearte un nuevo enfoque ante esta experiencia global que atravesamos como humanidad.

Comprendo que pueden surgir dudas sobre el tema que hemos tratado, de manera que los comentarios a este artículo estarán abiertos durante los próximos 7 días para que puedas participar compartiendo tu opinión, experiencias o preguntas.

29 comentarios en “El sentido espiritual de la pandemia por Coronavirus (2ªparte)

  1. Pingback: El sentido espiritual de la pandemia por Coronavirus (1ªparte) | Círculo de Búsqueda

  2. Me resulto muy interesante lo que he leído. Todo lo que sentí desde que empezó la pandemia esta plasmado aquí. Recibí por canalización expontánea antes que comenzara que mirara el lugar donde residía porque no lo vería por mucho tiempo, y cuando regresase todo seria diferente.. Asi fue todavía no pude volver . Nunca lo vi como algo negativo a nivel personal todo lo contrario lo vi como evolución , una oportunidad para dejar atrás patrones de conducta obsoletos .El 2020 fue el año maestro este 2021 nos empuja a tomar más consciencia. Muchos dirán ha muerto mucha gente , y es verdad pero esas almas lo eligieron , como nosotros elegimos vivirlo. Esto es tal cual dice el artículo de Joaquín , sirvió a muchos para reconectar con su interior de una manera mu profunda y con los ,demás ,para dejar de ser tan egoístas esto último es lo que no se termina de entender. Nos están pidiendo que seamos conscientes muchos pueden salir y se ponen en riesgo y ponen en riesgo a los demás pero sigue existiendo la idea del primero “yo”,”yo” y yo . Cuando no se comprende que hasta que no seamos más solidarios y compasivos con el otro esto no se va a terminar por la simple razón que no se entiende el amor al otro, a la naturaleza y a cada ser vivo que nos rodea. A respetar la opinión ajena sin verlo como un enemigo solo por tener una opinión diferente. Aprender a comunicarse de una forma amorosa hacia el otro. Tenemos en nuestras manos un curso acelerado de crecimiento personal y colectivo. No lo desperdiciemos. Muchas gracias por estos dos artículos Joaquin, abrazo!

    • Hola Mónica, me alegra que te haya parecido interesante el artículo. La reflexión que has hecho me parece muy acertada. Estamos viviendo exactamente eso, un proceso de cambio hacia la unificación con los demás, de ahí que se haya vuelto tan importante la solidaridad, la comprensión y la empatía hacia los otros, justo lo que nos pide esta pandemia, así como el regreso al respeto por la naturaleza que nos acoge y por el más pequeño de los seres vivos. Como muy bien dices, estamos en un curso acelerado de evolución.

      Te agradezco enormemente tu participación y tu reflexión, Mónica!
      Un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  3. Hola, Joaquín. Me ha encantado el artículo porque la pandemia tiene un significado especial para mí y quiero compartirlo.

    Terminando enero de este año sufrí la infección de esta enfermedad.
    Tras las dos primeras semanas mjuy intensas, perdí las fuerzas para luchar y mantener el optimismo. Parecía que no iba a salir de ese malestar y dejé de luchar.

    De repente, una noche, el punto de inflexión. Tuve un sueño de esos muy reales:

    Yo estaba en la puerta de mi trabajo y entré al interior viendo todo muy diferente: había pasado el tiempo y veía a las personas en el futuro. Mis compañeros eran mayores ya. Calculé diez o quince años.El sitio me transmitía mucha densidad. No había comunicación entre ellas.

    Volví a salir y había un transporte en el aire sobre unos raíles. Sólo una compañera y yo parecíamos con la edad actual. Esa compañera siempre ha transmitido positividad.
    Subimos, y había más gente, todos sentados en hileras de bancos. Paredes y suelo transparente. Me subí sin saber a dónde iba pero sabía que era lejos de esa época.

    Sobrevolanos por el espacio y la nave paró para que viéramos el planeta de lejos y nos sobrecogimos todos. Ese era el fin. Creo que lloré. En breve vimos la imagen del planeta al que íbamos. Era color aguamarina. Muy hermoso.

    Lo siguiente que recuerdo es que había una playa con construcciones de alimentación. Habían seres que nos alimentaban y nos daban lo que necesitábamos. Seres sin pelo.
    Bordeaba la playa un muro, en el que yo tenía que decidir que quería hacer, si quedarme o volver. Me lo habían ofrecido. Recordé muchas anécdotas ahi, como si hubiera estado por un tiempo. Tenía dos amigos, de aspecto no terrestre y les comuniqué que decidí quedarme. No quería volver a mí planeta. Pero ese planeta tenía seres de la tierra y de otros planetas. Era un sitio aislado de mezcla de especies.

    Personas que nos alimentaban ya no tenían esperanza en que el sitio siguiera más tiempo en paz y armonía entre especies. Porque los humanos lo estaban destrozando con suciedad y egoísmo. Lo estaban contaminando.

    Recuerdo que sentí pena de que lo que nos ofrecían no lo apreciaríamos como especie.

    No recuerdo bien cómo fue y qué sucedió pero me vi volviendo a mí planeta a mi tiempo actual. Creo que lo decidí yo pero porque sé que tenía que hacerlo por algo…

    Pero ese lugar era tan bonito, tanta paz, tanto relax y tantas especies juntas que me hizo feliz.
    Al despertar recordé esa felicidad y lo primero que pensé fue en decir gracias.
    Agradecí de corazón haber tenido esa experiencia en sueños y me sentí mejor, sabía que empezaba a recuperarme. Yo me sentía feliz. Y muy optimista con la enfermedad y con la vida en general. Estaba en otro estado.
    Las cosas mundanas no me afectaban en absoluto. Relativicé y le quité importancia a muchas cosas.

    Creo que mi experiencia viene muy bien con el tema del artículo.

    Un saludo
    Patricia

    • Hola Patricia, te agradezco enormemente que hayas compartido esta fabulosa y reveladora experiencia aquí.

      No me cabe ninguna duda de que aquella noche viajaste hacia otro planeta de densidad diferente, y de un nivel dimensional más avanzado, donde precisamente residen seres diferentes y similares a nosotros. En algunas regresiones, hay pacientes que han recordado sus vidas en lugares como el que tú describes, de modo que puedes estar segura de que estuviste allí, y que se te dio la opción de permanecer o regresar. El que fueras hasta ese lugar también nos indica que has tenido vidas allí, e incluso puede que ese sea tu lugar habitual de reencarnación.

      Sobra las visiones que tuviste desde allí, son verdaderamente preocupantes, pero sabemos que se trata de un plan general y que todos estamos a tiempo de actuar.

      De nuevo, todo mi agradecimiento por compartir esto.
      Un enorme abrazo,
      Joaquín.

      • Gracias por darle más sentido a mi sueño. Son de esas experiencias tan densas que las vives con todo tu ser. Nosotros no éramos bien vistos. Participábamos en ese planeta mezcla pero, aunque nos respetaban, les hacíamos daño.

        Estas experiencias, buenas o malas, son maravillosas y te cambian.

        Un saludo

      • Matizando unas cosas del sueño: la compañera que yo veía en mi sueño noté que vivía lo mismo que yo. Pero fue unos segundos y viví mi experiencia individual, aunque en el transporte, que era como una cápsula transparente con hileras de bancos, la gente sentada sin interactuar.

        La forma de mostrarme cómo era nuestra especie fue sin palabras. Yo entré en una de esas instalaciones y un ser alto sin cabello, identificado como Jonás, lavantaba tapas de esa sala en la que no había nada, y bajo las tapas había basura. Entendí esto como destrozar los planetas, los lugares. Que somos invitados pero no estamos a la altura, pero se los obliga a invitarnos.
        Que somos una especie que destroza. Entendí y traduje como egoísta.

        En mi interior sentí que esto iba a terminal mal para nosotros. No que nos fueran a hacer algo, sino que nos iban a abandonar. A no dejarnos participar. A excluirlos.

        Tras eso, me sentí avergonzada y me sentí útil para vivir con mi especie por amor a ella.

        Hago traducciones de mis intuiciones y mis sentimientos. Porque palabras sólo con mis dos amigos para decirles que me quedaba.

        Cuando vi cómonera la realidad ya no vi tan idílico quedarme allí. Ya no sentí tanta paz sino preocupación.

        Y luego me vi volviendo cruzando el miro y entrando en la cápsula. Luego vi los dos planetas otra vez. vi mi habitación y me sentí en mi cama. y dí las gracias por tener un sentido en todas mis dudas.

        Un saludo

  4. Hola Joaquín el 5/8/19; falleció mí hijo de 9 años es muy doloroso para todos el dolor se transforma nunca se termina .el 2020 fue muy duro difícil para toda la humanidad ,muy cierto lo que dice al respecto entre la tristeza por atravesar el duelo no poder abrazar ,besar ,contenerse emocionalmente,me enojaba mucho el egoísmo de algunas personas porque la pandemia nos sirvió para ayudar ser solidario pensar en donde y como estamos parados ,no puedo comprender cómo algunos no se ponen en empatía con el otro. Sobre todo la gente que enfermo o la gente que perdió un ser querido sin poder despedirse contener, muy duro ya que perdí un hijo a meses de la pandemia.
    Cada vez que leo un artículo pienso en que estará haciendo mí hijo en el mundo espiritual, recibo cada tanto las señales,lo extraño mucho.

    • Hola Virginia, te agradezco muchísimo tu participación y que compartas con la comunidad una experiencia tan trascendental como ha sido la de la desencarnación de tu hijo.

      Sobre la marcha de tu hijo, no te quepa la menor duda de que cuando alguien se marcha al mundo espiritual a una edad tan temprana, es porque se trata de una alma muy evolucionada que ha venido a ayudar tanto con su presencia como con su marcha. Se trata de almas especiales, como habrás comprobado el tiempo que estuvo físicamente a tu lado, de modo que tras desencarnar suelen acceder rápidamente al mundo espiritual, desde donde continúan su trabajo y mantienen la conexión con sus seres queridos, como has notado tú a través de sus señales.

      Es cierto que esta pandemia está sacando de cada uno aquello que necesita trascender. Y si se puede entender y trabajar bien, será un gran paso evolutivo para cada ser humano. El egoísmo es, precisamente, uno de los mayores egos a los que nos estamos enfrentando.

      De nuevo, te agradezco profundamente tu participación, Virginia.
      Te envío un enorme abrazo,
      Joaquín.

  5. Gracias Joaquín, un artículo realmente interesante.
    Hace poco pensaba que esta pandemia no me había afectado emocionalmente tanto como a mucha gente que conozco.
    Durante el confinamiento mi marido y yo hablamos muchísimo y poco a poco fuimos solucionado problemas que arrastrábamos desde hacía años. Lo cierto es que nos ayudó a saber comunicarnos sin que nos sintiéramos atacados o ver una intención oculta en lo que decía el otro. Pero lo mejor de todo ha sido lo unidos que estamos ahora y lo fácil y fluida que son nuestras conversaciones. Nos ha costado llegar a este punto pero ha merecido la pena. Nos hemos reencontrado

  6. Cuando leí la primera parte de este artículo hice un comentario sobre lo difícil que era comprender que habíamos elegido un suceso como esta pandemia para crecer espiritualmente. Joaquín me respondió que a nivel físico podía parecerlo pero que tenía que interiorizarme para comprenderlo. Me puse a meditar sobre ello, y comprendí cuan beneficiosa había sido para mí a nivel espiritual la pandemia y el confinamiento (lo cuento en el comentario anterior.
    Mi marido y yo arreglamos muchos de nuestros problemas)
    Pero también he visto como la gente estamos muy crispada, perdemos la paciencia con mucha facilidad, como algunas se han vuelto tan egoístas que poco les importa el daño que puedan hacer mientras ellos hagan lo que quieran. Y me he dado cuenta que yo los criticaba de forma agresiva, contándoles a mis amigos y familia lo que me había ocurrido con alguien que no había guardado la distancia de seguridad en el super o en alguna tienda y haciendo hincapié en lo que yo le había dicho a ese desalmado. Y al leer esta segunda parte, al hablar de la baja densidad, me han venido a la cabeza todos esos encontronazos y he pensado que esa no era la forma de actuar. Creo que es mejor respirar profundamente, contar hasta 10 y entonces hablar y si recibes una mala respuesta, en lugar de tirarte al cuello de esa persona simplemente desearle que no se contagie porque no cumplir unas mínimas normas puede llevarle al desastre, desearle un buen día y apartarse de él.
    Muchísimas gracias Joaquín por estos maravillosos y esclarecedores artículos.
    Un fuerte abrazo

    • Hola Pilar, gracias por compartir tu experiencia con la comunidad. Me alegra que hayas podido aprovechar la pandemia precisamente para lo que es, para ayudarnos evolutivamente con aspectos que hasta ahora no habíamos podido trabajar. Es fantástico ver cómo has podido arreglar las dificultades con tu marido.

      Como muy bien reflexionas en tu segundo comentario, efectivamente están saliendo aquellas capas del ser humano que necesitan ser sanadas, principalmente el egoísmo al que nos ha llevado nuestro actual sistema. Y, efectivamente, ante esto es importante no participar añadiendo ruido o densidad, para que no nos arrastre, tal y como estás haciendo. Aportar un poco de luz y de calma en medio de la densidad, esa es la tarea.

      De nuevo, gracias por compartir tu experiencia, Pilar. Ha sido muy enriquecedora y estoy seguro de que servirá a otros lectores para ir cambiando su perspectiva al saber que es posible afrontar esto de otro modo.

      Te envío un fuerte abrazo!
      Joaquín.

      • Gracias Joaquín por tu respuesta, me ha animado mucho porque creo, espero, ir por un buen camino.
        Un fuerte abrazo

  7. Buenas Joaquín
    Me surgen dos preguntas:
    – intuyes o tienes idea de que se trata la brecha espacio tiempo?
    – Piensas que este ciclo retroalimentado de baja vibración y ruido podremos revertirlo?

    Hace un tiempo conocí de la manera más inesperada e ilógica lo que para mí es “el sentido de la vida”, agradecerte la contribución que realizas a ello, cuanto menos eres una gran semilla!!!

    • Hola Antonio, muy interesantes las preguntas que planteas.

      Sobre la primera cuestión, sigo sin tener la seguridad de a qué se referían los Sabios con ese tema. Lo curioso es que el tema de la “brecha” parece ser que es algo que llevan comunicando desde hace algún tiempo. Desde la publicación del artículo, muchas personas me han escrito para decirme que han tenido sueños en los que les hablaban precisamente de eso, sin embargo ninguno ha podido aclararme más al respecto.

      En cuanto a la segunda pregunta, lo que están indicando es que el ruido y la baja vibración van a revertirse, sin duda. Este planeta (como ser vivo) va a dar un salto evolutivo para ponerse al nivel del resto del sistema y entrar en una nueva dimensión. Esto referido al planeta, no a los seres humanos que lo habitan. Sobre los seres humanos, el trabajo será individual, eliminando desde el interior el ruido y elevando la vibración para poder seguir en la Tierra (ahora o en encarnaciones posteriores). Como humanidad, en su conjunto, no parece que vaya a poder revertirse. Pero sí a nivel individual y de pequeños grupos.

      Siento no haber podido contestar con más profundidad tus dudas, pero esta es la única información con la que cuento hasta la fecha. Sobre el sentido de la vida que has descubierto, estás más que invitado a compartirlo con la comunidad cuando quieras, estoy seguro de que será de gran ayuda.

      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  8. Hola, Joaquín! Gracias por cada uno de los artículos que compartes que sin duda en este tiempo de pandemia me han ayudado a reflexionar sobre todo lo nos está pasando como humanidad.
    Quisiera saber cómo puedo contactarte para solicitar algunas terapias de las que realizas. He escrito mails y mensajes por Facebook, pero no he recibido respuesta. Agradecería mucho si pudieras comentarme al respecto. Gracias. Saludos.

  9. Gracias por compartir toda esta información. Me ha ayudado a entender algunas cosas que estoy viviendo en estos meses en especial sueños en los que me hablaban de un momento de cambio y ahora tiene sentido. Ojalá más artículos sobre esto

    • Hola Manu,

      Me alegra de verdad que estos artículos te hayan podido ser útiles para entender los contactos que estás teniendo mientras el cuerpo físico duerme.

      Un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  10. ¡Hola Joaquín!
    Escribo para comentarte cosas que me llamaron la atención de la primera parte de la publicación sobre la pandemia.
    Que tengas de paciente a un alma tan tan evolucionada (esto debe ser muy movilizante y motivador. Para algo llegó a tu consultorio….)
    Esa “bola negra creadora” de realidades globales a la que tu paciente hace referencia
    Otra cosa que realmente llamó mi atención es que haya habido una “falla” en estas almas evolucionadas, que hiciera que no recuerden la tarea espiritual que deben realizar en la tierra al encarnar, cuando deberían hacerlo, según expresa el guía de tu paciente
    Hace años que te sigo, también he leído a Brian Wiess, Michael Newton, Elisabeth kubler Ross y no recuerdo haber leído sobre estas cuestiones
    Realmente me apasiona el tema
    Saludos😉

    • Hola Analia! Gracias por compartir las cosas que te han llamado la atención, sin duda son algunos de los puntos clave.

      Sí, ha sido una gran experiencia contar con un paciente de un nivel álmico tan evolucionado. De hecho ha sido una tarea bidireccional, él tenía que recordar a qué había venido y yo poder conocer toda esta información tan relevante.

      Sobre esa “falla”, sí, al principio costaba un poco entender cómo era posible esto. Sin embargo, cuando explicaron que era a causa del exceso de ruido y densidad de la Tierra, lo entendimos mucho mejor. Por mucha evolución que se tenga como alma, en el momento de reencarnar nos encontramos ante las leyes astrales y físicas, y si el astral está especialmente denso podemos desconectar de nuestra consciencia como alma. Por suerte, muchas almas de este tipo están encontrando el modo de recuperar la memoria.

      Efectivamente, autores como los que comentas no han hablado nunca de esto, yo tampoco había leído nada al respecto, de ahí que cuando varios pacientes comenzaron a dar la misma información me costó poder asimilarlo para ordenarlo y poder compartirlo. Con todo, hay más información que aún no he podido publicar porque necesito una mayor explicación. Si en algún momento la obtengo volveré a escribir sobre ello.

      De nuevo, te agradezco tu participación, Analia!
      Un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  11. Hola Joaquin! Queria preguntar lo siguiente:

    1. ¿Tanto la peste negra de la edad media, la gripe española de 1918, la primera y segunda guerra mundial son tambien eventos globales que se planifican desde lo espiritual?

    2. ¿Los avances cientificos y medicos globales que se estiman llegaran de aca al 2100 y que permitiran vivir hasta los 150 años o mas son tambien planificados desde lo espiritual?

    3. ¿Siempre hay seres de luz encarnados en la tierra y si es que si, son conscientes que son seres de luz y no simples humanos?

    Desde ya, gracias! Saludos!

    • Hola Iván, un gusto saludarte de nuevo!

      Sobre tu primera pregunta, efectivamente, todos los acontecimientos de relevancia mundial han sido planificados con la intención provocar una ayuda masiva a la evolución.

      En cuanto a los avances científicos, no he recibido información sobre esto. Si cabe esperar que cualquier avance que suponga un mayor tiempo de vida, y por tanto más tiempo de experiencia física para cumplir el plan espiritual, han debido estar planificados.

      Sobre los seres de Luz, por lo que conocemos hasta ahora sí, siempre han habido este tipo de seres a lo largo de nuestra evolución humana. Una veces llegados desde los planos espirituales y otras desde dimensiones más evolucionadas de consciencia. A veces solo unos pocos, para colaborar en un momento evolutivo especifico, y otras (como ahora) en forma masiva.

      De nuevo, gracias por tus interesantes preguntas.
      Un fuerte abrazo!
      Joaquín.

  12. Hola , Joaquín! Desde Costa Rica. Leí el artículo completo y entiendo el sentido que puede tener este momento tan difícil para la humanidad, el propòsito de cambio y elevación espiritual.
    Sin embargo, me deja pensando el por qué al inicio de la pandemia se percibía un espíritu de solidaridad, de bondad, de esperanza y con el paso del tiempo más bien ha devenido en hostilidad, cierta agresividad, intolerancia… ( esa es mi percepción por lo menos). A veces siento que las personas y la sociedad no han aprendido la lección. Creo que es un poco también lo que menciona el artículo. Saludos!! Muchas gracias.

    • Hola Lilliam,

      Efectivamente. Cuando se trata de un cambio importante, es necesario que la experiencia dure un largo tiempo, de modo que puedan salir las capas más profundas de cada ser humano para ser expuestas y sanadas. De ahí que en un inicio todo pareciera más positivo pero, a largo plazo, fuera cayendo al no estar bien interiorizado o al haberse dejado arrastrar por el ruido de baja densidad.

      Quizá a nivel global no se está trabajando tanto como quizá nos cabría esperar, pero es cierto que los Sabios hablan de un trabajo local, individual, de pequeños grupos que ya están en sintonía o están empezando a sintonizar con una frecuencia más elevada. Ahora lo importante, para quienes se están dando cuenta de la realidad de todo esto, es no dejarse arrastrar por el ruido.

      Gracias por tu participación, Lilliam, muy interesante!
      Un fuerte abrazo,
      Joaquín.

      • Gracias, Joaquín. Esa sintonía pareciera que va perdiendo con relación a la densidad. No sé si lo estoy malinterpretando . Solo espero que a nivel individual estemos abriendo la mente y el espíritu.

Los comentarios están cerrados.