Respuestas a los lectores: Karma, meditación y espíritus

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Continuamos contestando a las preguntas que hacéis por e-mail o a través de los comentarios en los post. Esperamos que os sirvan y os den pistas sobre vuestras propias dudas. Sigue leyendo

Respuesta sobre el Karma

Hace unos días, un lector llamado Oscar nos hacía una consulta en cuanto al Karma. He creído que sería interesante ver su pregunta y la respuesta en un post, para que todos podamos participar de ello. Aquí va su consulta (en cursiva) y nuestra respuesta.

“Yo tengo mis dudas de que el karma siempre funcione. Mi caso es el de haber tratado bien a mucha gente, (incluso cuidar a la mayoría de mis familiares ancianos hasta su muerte, sólo por amor a ellos), pero en cambio recibí mucho daño de una relación sentimental. Mi castigo ahora es que me quedaron deudas, que me dejó mi ex, (y las pagué con muchos esfuerzos durante años, incluso pasando hambre). Recibí traición, ya que me engañaba, (era promiscuo, e infiel). Y además me dejó una enfermedad de transmisión sexual crónica para toda la vida, con el consiguiente trauma. Hoy he levantado cabeza, he empezado a estudiar en la universidad de nuevo, (que él me hizo dejar), y me planteo nuevas metas. Sin embargo hace poco descubrí que ha hecho daño a más gente,(a todo el que se le pone en su camino), sobre todo estafando, porque tiene un carácter psicópata, (según me dijeron varios psiquiatras a los que comenté mi caso). Pero a él por noticias que me han llegado, y hasta que corren por internet le va de maravilla. Tiene pareja, muy bien situado económicamente, triunfa en su trabajo, y es reconocido en el mundo del arte. Todo ello me da que pensar que el karma no funciona bien en algo. Y si mi destino era sufrir un castigo tan grande en esta vida porque fui malo en una vida anterior, por lo visto también todos los otros a los que mi ex ha hecho daño, (su ex mujer, hermanos, su madre, amigos….), se lo merecían?….Es que su destino en esta vida es ser un verdugo?…Gracias.”

Querido Oscar,

Sé que cuesta muchísimo hablar de Karma cuando uno lo ha pasado tan mal como tú pese a tratar bien a todo su entorno. Cuesta muchísimo encontrar sentido en la traición, en la estafa, en las desilusiones, en el dolor al fin y al cabo, especialmente cuando no lo merecemos. La explicación que te voy a dar a continuación sólo tiene sentido si crees en la energía universal, en la reencarnación. O si, al menos, tienes la mente abierta para comenzar el debate en torno a ello.

Existen diferentes niveles de almas. Eso todavía no lo hemos hablado en el blog, está pendiente. Hay hasta 6 niveles diferentes de almas, comenzando por las “almas nuevas y menos evolucionadas”, que se encuentran en el nivel 1 y acabando por las “almas maestras”, en un nivel 6. Las almas nuevas bajan a la Tierra y deciden una vida fácil, sin complicaciones. Aquí son gente feliz, sin problemas, esta tipica gente de papás ricos, novios neurocirujanos amorosos, de padres perfectos… gente a la que la vida no le ha dado (ni le dará) ningún revés. Esto lo deciden porque, al ser nuevos, no se sientes preparados para cargar con aprendizajes severos. Pero a medida que el alma avanza tras cada vida, a medida que nos acercamos a niveles de alma más avanzados, las pruebas que elegimos se hacen cada vez más difíciles y, aparentemente, injustas, sin embargo, en su momento lo decidimos así, porque necesitábamos aprender, necesitábamos perfeccionarnos como almas. Oscar, sé que cuesta ver esto, pero lo verás.

Además del aprendizaje y la evolución de las almas, que acabo de comentarte, las investigaciones con pacientes en hipnosis han demostrado algo más. Aquí es donde viene el Karma. En muchas ocasiones, nosotros hemos hecho daño a otra gente en vidas anteriores y ahora nos toca aprender la lección, ponernos en su propia piel. Cuesta verlo así, pero con todo lo que te ha sucedido tú has ganado dos cosas fundamentales: has adquirido más conocimiento y aprendizajes que nunca, y has saldado deudas kármicas. Ya eres libre de todo esto (y entenderé que no me des la razón en esto, pero intenta verlo desde este lado, por favor).

Mira, por ejemplo, el caso de tu ex pareja actual. Se ha dedicado a hacer daño a todo el que se acercaba a él. Esto no es disculpable por ningún lado, evidentemente, y es digno de lástima. Ahora es malo y, probablemente, el karma le salde la deuda en esta misma vida y le devuelva el daño que ha hecho. Si el daño es más grande del que se puede pagar en esta vida, el Karma se ocupará de que lo termine de saldar en la siguiente. Y tal vez en la siguiente él sea un pobre chico, humilde y bueno, al que una ex pareja le hace la vida imposible, lo estafa y lo enferma. Y él se preguntará ¿qué hecho yo para merecer esto? Y la respuesta será que en una vida anterior (esta) él te hizo el mismo daño a ti. No sé si me explico bien. No quiero decir con esto que en otra vida tú fueras un asesino en serie, ni mucho menos. De hecho es posible que no hicieses daño a nadie y que esto no sea karma, sino lecciones para avanzar. Los verdaderos motivos de por qué te sucede en esta vida esto sólo se pueden encontrar con una terapia de vidas pasadas (TVP), mediante hipnosis regresiva. Yo no trabajo en eso y no sé hacer ese tipo de terapia, por lo que mis conocimientos en esa área quedan restringidos. Pero sí creo firmemente en todo lo que te he dicho.

“¿Qué debo aprender de todo esto?” Esta es la pregunta fundamental que debes hacerte frente a estos problemas que te han llegado. Todos y cada uno de ellos se te han enviado para que aprendas… son señales. ¿Qué te piden? ¿Humildad, tolerancia, paciencia, empatía, confianza en ti mismo, asertividad? Está claro que nunca elegimos una carga mayor a la que podemos soportar (nuestros Guías no lo permiten), por lo tanto, tú puedes soportar todo lo que te ha llegado. Pero no se trata sólo de soportar, hay que crecer con ello, esa es la finalidad.

Espero que esto te haya podido ayudar en algo o, al menos, darte una pita o una idea. Te recomiendo que leas los posts de este blog desde el principio, en el que explicamos cómo funciona la energía universal, así como, si estás interesado, revises la sección de bibliografía recomendada. Yo, por mi parte, estaré encantado de recibir tu contestación a este post y entablar un diálogo contigo.

Entrevista a Michael Newton

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Michael Newton es doctor en Psicología, hipnoterapeuta y miembro de la American Counseling Association. Ha investigado durante 35 años el periodo de entre vidas y vidas pasadas en su consulta. En 1998 recibió el premio anual de la National Association of Transpersonal Hypnotherapists por la mejor contribución del año en investigación. Su primer libro “Journey of souls” vendió más de 200.000 ejemplares. En 2001, con su libro “Destino de las almas” ganó el premio anual de Editores Independientes.

Aquí os dejamos dos videos de una entrevista en la que Newton cuenta cómo comenzó a trabajar en hipnosis de vidas pasadas (regresiones) y lo que descubrió con sus pacientes sobre la postvida (afterlife) y la reencarnación. Los subtitulos no son especialmente buenos, pero nos sirven. Si estáis interesados en sus libros, pulsad aquí.





Karma y vidas pasadas

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Ya hemos visto de dónde venimos y a qué, pero nos quedaba una duda. Todas nuestras acciones tienen consecuencias, a esto llamamos Karma. Pero ¿cómo influye el Karma en nuestras vidas? El karma es la ley de causa y efecto: Todo lo que hagas, tendrá unas consecuencias que influirán directamente en ti. Por ejemplo, si hacemos daño a alguien se nos devolverá de un modo emocionalmente igual o superior. La finalidad no es fastidiarnos, si no aprender y darnos cuenta del daño que hemos hecho. Mucha gente mala se queja de que la vida le trata mal. Eso es el Karma, la devolución de tus actos, tus palabras y tus pensamientos. Con las cosas buenas que hacemos o pensamos pasa igual. Sin embargo, no debemos hacerlas esperando nada a cambio, deben salir de nuestro interior. La buena energía atrae lo positivo, y la mala a lo negativo. Y tú eres libre de decidir qué energía tienes. El Karma, y aquí nos adentramos en un nuevo punto, se paga o se cobra en esta vida, pero también en las siguientes, en las reencarnaciones.

karmasSi nos acercamos de nuevo a la Wikipedia y buscamos sobre reencarnación, encontramos esto: “La reencarnación —o transmigración de las almas—, es el paso hacia la siguiente existencia física. El karma determina las condiciones bajo las cuales el individuo vuelve a la vida. Sin embargo, el estado de pureza y sabiduría latente sigue intacto y desarrollándose lenta y progresivamente vida tras vida, en una especie de evolución espiritual”. Esto es, lo que no hayamos podido pagar en nuestra vida, lo pagaremos (o lo cobraremos) en la siguiente. Hablemos ahora de la reencarnación. Cuando morimos, llegamos a ese famoso túnel del que hablábamos en el especial anterior. A modo de ejemplo, los entrevistados por el psicólogo Raymond Moody lo definían así: “Tuve una reacción alérgica y dejé de respirar. Lo primero que ocurrió, bastante rápido, fue que pasaba a gran velocidad por un vacío oscuro y negro. Puede compararlo a un túnel. Era como si fuera montado en la montaña rusa de un parque de atracciones y pasara por ese túnel a gran velocidad”. Otro entrevistado comenta: “Me encontraba en un hueco oscuro y negro. Es difícil de explicar, pero me sentía como si me moviera en el vacío a través de aquella negrura. Era plenamente consciente y pensaba que estaba como en un cilindro carente de aire. Me sentía como en el limbo, a medio camino de aquí y a medio camino de algún otro lugar”.

Pues bien, en ese túnel es donde nos reencontramos con nuestros Guías o Maestros tras la muerte. Es allí donde repasamos toda nuestra vida en la Tierra y experimentamos todo el daño o todo lo bueno que hemos hecho. Depués llegará la toma de deciones hacia la reencarnación. Generalmente, pagaremos nuestras deudas con la misma gente a la que hicimos daño. Volveremos a reunirnos con almas con las que dejamos trabajos sin terminar. Bajamos a la Tierra con la misma gente, sólo que en roles o papeles diferentes. Quien en una vida era tu hermano, tal vez ahora será tu hijo. Tu madre tal vez sea tu amiga, etc. Nos reunimos en grupos, de nuevo. Esto lo investigó en profundidad Brian Weiss, el cual bajo hipnosis a sus pacientes les hacía reconocer a las mismas personas en diferentes vidas. Nos reencarnamos una y otra vez, hasta que hayamos aprendido todo lo que necesitábamos saber. Una vez que lo hemos aprendido, podemos quedarnos ya en planos superiores (en los cuales también tendremos que aprender), o podemos bajar a ayudar a otros, siendo Maestros en la Tierra.

vidaspasadasNuestras vidas pasadas las podemos conocer, está al alcance de casi cualquiera de nosotros. El único requisito es ser susceptibles a la hipnosis. Una vez que nos hipnotizan, podemos recordarlo todo. Hay varios cedés que pueden ayudarte a ello, por ejemplo los de Brian Weiss. A través de la relajación y la meditación, también es posible conocer estas vidas pasadas, incluso ver el año y el lugar en el que estuviste viviendo. ¿No te ha pasado nunca estar por primera vez en un sitio y tener la sensación de conocerlo?. En las sensaciones hay más de lo que creemos.

A lo largo de todo este especial hemos hablado mucho de nuestros Guías, Maestros, Ángeles de la Guarda… puedes llamarlos como quieras. Pero ¿quiénes son? ¿por qué nos ayudan? y, sobretodo, ¿podemos contactar con ellos? ¿nos envían señales? ¿cómo?

Como hemos dicho, hay diferentes planos en los que nos movemos. Cuando ya no tenemos que reencarnarnos más, pasamos de nivel y aprendemos en el siguiente. Pues bien, llega un momento en el que avanzamos tanto que podemos y debemos ayudar a los que están en la Tierra, siendo sus Guías o Maestros. Son energías superiores pendientes de nosotros. Su misión en ayudarnos en la Tierra, guiarnos y darnos pistas sobre el camino correcto. Sin embargo, somos libres de obviarlos y no hacer caso. Nos los podemos ver ni oír de manera sencilla, debemos estar abiertos a esta experiencia para poder tener acceso directo a ellos. Digamos que hay que creer para poder ver. Según recoge un Foro de Ciencias Ocultas, “los guías espirituales son seres que han pasado a la siguiente vida, ellos han alcanzado un alto nivel espiritual, pero todavía retienen un interés en lo que está pasando en el mundo. Están ahí para guiarnos y ayudarnos cuando busquemos su consejo. Están preocupados por nuestro crecimiento espiritual. Muchas personas son conscientes de la presencia continua de sus guías espirituales.”