Siete puntos esenciales para entender tu vida en la Tierra

 

Por Joaquín Cámara 

Cuando observamos nuestra vida en la Tierra desde un punto de vista únicamente físico, es muy habitual que haya experiencias que escapen a cualquier lógica y comprensión. Desde aquí, nadie en su sano juicio elegiría algunas de las vivencias que han atravesado o están experimentando en este momento. ¿Quién querría perder a un ser querido, tener una dura enfermedad o vivir en la pobreza y la exclusión? Nadie, evidentemente. Si nos quedamos en esta perspectiva, todo parece desordenado y, sobre todo, injusto.

Sin embargo, la realidad es mucho más grande de lo que podemos ver físicamente. Si subimos un escalón y contemplamos la vida física desde la perspectiva espiritual, en ese momento podemos descubrir el profundo orden y el enorme sentido de todo lo que nos sucede aquí, incluso de los más mínimos detalles. Tomar una perspectiva espiritual no tiene nada que ver con la religión que cada uno profese o con mantener una confianza ciega sin razonar sobre lo que se nos dice. Al contrario, subir ese escalón es un acto de consciencia y de reconocimiento que cada uno debe realizar a su ritmo y con un sano espíritu crítico que nos ayude a diferenciar lo real de lo falso en todos los terrenos.

En las regresiones espirituales y sesiones de Darshanum que realizo con mis pacientes, siempre se nos muestran algunos aspectos fundamentales para entender la vida en la Tierra desde un punto de vista más elevado y cercano a la verdad. En este artículo he recopilado siete de los puntos que me parecen más importantes para lograr esta comprensión.

.

.

1 | Todas las situaciones que experimentas en la Tierra tienen un profundo sentido

Desde las situaciones más importantes hasta aquellas que en pueden parecer insignificantes, todas se están produciendo en tu vida con una clara finalidad. Y aunque no puedas entenderlas desde un punto de vista físico, muy probablemente como alma estás realizando el trabajo que has venido a hacer en esa situación.

 

2 | Tú has planificado tu vida en la Tierra

Desde el mundo espiritual, también llamado plano mental, siempre planificamos la vida que vamos a experimentar en la Tierra. De nuevo, esto es algo que desde un punto de vista únicamente físico puede resultar incompresible e incluso ofensivo, pero a nivel espiritual es un concepto clave.

Cuando desde los planos superiores decidimos encarnar en la Tierra, lo hacemos con unos objetivos concretos que nos ayuden a evolucionar. Por tanto, antes de venir a este mundo físico realizamos la planificación de nuestra vida humana. Para ello contamos con la ayuda y la participación varios seres: nuestro Guía, otros Guías encargados de llevar a cabo esta tarea y, en algunas ocasiones, Sabios que supervisan toda la planificación. De manera que no estamos solos eligiendo nuestra vida en la Tierra, sino que nos acompañan y aconsejan durante todo el proceso. Allí sabemos que somos seres inmortales y que nuestras vidas en la Tierra son algo puntual, limitadas en el tiempo. Desde allí no tenemos miedo, sufrimiento ni apegos, de modo que eso no nos condiciona en nuestras decisiones. Por tanto, lo que buscamos durante la planificación es obtener el mejor aprendizaje posible y para ello elegiremos las situaciones que más lo favorezcan.

Cuando durante una regresión los pacientes acceden a los recuerdos de su planificación de vida, podemos ver cómo se elige prácticamente todo. Ya no solo las situaciones, sino las personas que van a estar en tu vida, tu sexo, tu cerebro, tus capacidades e incluso tu aspecto físico. Nada se deja al azar.

 

3 | Todo lo que te sucede es para ti

Una vez que hemos encarnado en la Tierra, nuestro plan de vida comenzará a desplegarse. Por tanto, todas las situaciones que vas a vivir, todo lo que te va a suceder, está ahí exclusivamente para ti. Es muy frecuente que la mente humana busque la causa a sus problemas en el exterior: culpando a otros, esperando que los demás cambien o deseando que las situaciones sean distintas a las que son. Pero la realidad espiritual, la verdad de lo que sucede, es que eres tú quien debe hacerse consciente en esas situaciones y actuar desde esa consciencia. Son para tu evolución.

El maestro Eckhart Tolle resumió esto maravillosamente bien cuando dijo: “La vida nos pone en el camino las experiencias que necesitamos para la evolución de nuestra consciencia. ¿Cómo saber si esta es la experiencia que necesitas? Porque es la experiencia que estás viviendo en este momento”.

 

4 | Siempre tenemos libre albedrío

Cuando encarnamos en la Tierra y comenzamos a vivir las experiencias que hemos planificado, siempre tenemos libertad para tomar decisiones. Esa es precisamente la gracia de la experiencia aquí. Si viniésemos sin esa capacidad, la evolución en este plano sería mucho menor. Es precisamente a través del libre albedrío como aprendemos, evolucionamos y, también, como acumulamos karma (acciones que generan sufrimiento y que tendremos que equilibrar en la misma vida o en otra reencarnación).

 

5 | La responsabilidad es individual

Tú eres responsable de tus acciones, tanto contigo mismo como con los demás. En las regresiones hemos podido ver cómo no importa que alguien te ordene hacer daño a otra persona o que te manipulen para que expandas el sufrimiento ideado por otros. Si eres consciente de lo que haces, aunque sea mínimamente, tú eres responsable de tus acciones. Y esto es algo muy importante para tener en cuenta en todos los ámbitos de la vida en la Tierra.

 

6 | La experiencia física es única

Aunque nuestra auténtica naturaleza es espiritual, así como nuestro hogar, el que hayamos decidido encarnar en la Tierra y no en otros lugares se debe a que las experiencias que aquí podemos vivir son únicas. Este plano físico nos ofrece oportunidades extraordinarias para aprender y evolucionar con mayor rapidez y profundidad que otros lugares.

En muchas regresiones hemos podido ver que la Tierra es uno de los lugares más complejos y difíciles en los que podemos estar. Esto es lo que le da el gran valor evolutivo que tiene. De hecho, no hay almas que reencarnen aquí hasta no estar suficientemente preparadas y evolucionadas para hacer frente a lo que el plano físico requiere.

 

7 | Todos somos Uno

Todos los seres humanos de la Tierra somos almas. Almas encarnadas en cuerpos físicos tratando de cumplir con nuestro plan espiritual. Podemos tener un enorme conocimiento de los planos superiores, pero si no entendemos esto, no hemos comprendido prácticamente nada.

Quien te atiende en un comercio, es un alma. Tu pareja, tu hijo, es un alma. La persona que huye de su país tratando de sobrevivir al hambre o a la guerra, es un alma. Aquellos con ideas, orientaciones o conductas diferentes a las tuyas, son almas. Y cada alma es una proyección de Dios, del Uno. Cada vez que con nuestra conducta fomentamos el odio, el desprecio y el rechazo al otro, no solo hemos olvidado lo que somos, sino que estás retrasando tu evolución espiritual y la de todos los que te rodean.  

 

Espero que este artículo haya podido servirte en tu búsqueda sobre la realidad espiritual de lo que te sucede en la Tierra. Durante los próximos 7 días, los comentarios permanecerán abiertos para que puedas plantear dudas sobre lo que hemos tratado aquí o compartir tu experiencias sobre algunos de estos puntos. 

.

Artículos relacionados:

Cinco ideas equivocadas sobre la vida tras la muerte

Diez cosas fundamentales sobre la vida después de la muerte

 

37 comentarios en “Siete puntos esenciales para entender tu vida en la Tierra

  1. Muchas gracias por el artículo, es muy interesante.
    Tengo algunas dudas: es posible evolucionar espiritualmente aunque te hayas equivocado en tu plan de vida? Te puedes equivocar realmente en tu plan de vida? Sería posible que no te equivocases realmente sino que no entiendas la vida que estás viviendo y por eso piensas que te has debido equivocar?
    Gracias anticipadas
    Un saludo

    Pilar

    • Hola Pilar, gracias, me alegra que te haya gustado el artículo.

      Como muy bien planteas al final de tus preguntas, la gran mayoría de veces no nos estamos equivocando en nuestro plan, sino que no entendemos la realidad de lo que estamos viviendo. El libre albedrío con el que contamos nos deja ir eligiendo diferentes caminos, pero a medida que los realizamos todo se adapta al plan. En una regresión, un Sabio le explicó a la paciente que un plan de vida está vivo, en constante modificación para que todo vaya confluyendo hacia donde están los objetivos. Podemos estancarnos en algún punto del plan y mantenernos ahí más tiempo del necesario, por supuesto, pero no solemos equivocarnos.

      Espero haber podido aclarar tus dudas.
      Un fuerte abrazo!
      Joaquín.

  2. La verdad muy interesante el artículo, lo mas sorprendente es que yo haya planificado mi vidavasi tal cual, ya que la perdida de un hijo no se lo deseo a nadie, y pues como saber si estoy haciendo las cosas correctamente para poder evolucionsr, como saber si me estoy equivocando o estoy en el camino correcto

    • Hola Carmen,

      Como decíamos en el artículo, desde un punto de vista únicamente físico sería impensable que alguien pueda planificar una pérdida como la que tú has tenido. Sin embargo, a nivel espiritual, precisamente esos acontecimientos tan trascendentales son los que con más cuidado se planifican debido a su importancia.

      La mayor parte de la veces no sabemos con seguridad si estamos transitando bien nuestro plan de vida, sin embargo lo frecuente es que lo estemos haciendo del mejor modo posible. Ya solo el hecho de vivir la experiencia nos aporta evolución. Si además nos ayuda a hacernos conscientes de cosas que hasta el momento no habíamos podido ver, entonces más se amplia el aprendizaje y la evolución.

      ¿Qué estoy aprendiendo de lo que me ha sucedido? Esta pregunta suelo realizarla a mis pacientes de duelo, precisamente porque nos ayuda a hacernos conscientes de la finalidad de esta experiencia, a entender para qué he tenido que vivir algo así. Quizá al principio no puede responderse con cosas positivas, pero a medida que avanzamos en el duelo, a medida que vamos tomando consciencia, sí podemos observar lo que nos ha enseñado y nos sigue aportando.

      Espero poder haber aclarado un poco tu duda, Carmen.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  3. Hola Joaquín y todo el equipo de Búsqueda!
    Gracias por el artículo , muy interesnte., coml todo lo que siempre publican.
    Estoy de acuerdo con todo, pero me cuesta comprender lo siguiente :
    Si antes de reencarnar planeamos todo para nuestra evolución, cómo después puede convivir lo planeado con el libre albedrío? Comprendo los conceptos ppr separados pero juntos me confunden.
    Otra consulta, además reencarnar en la tierra, en que otros lugares ( o planos) se podría elegir para reencarnar.
    Espero sus comentarios, Muchas gracias!!

    • Hola Marcela, entiendo perfectamente la duda que planteas.

      Efectivamente, antes de reencarnar planificamos la vida que vamos a tener en la Tierra. Para ello, analizamos qué necesitamos aprender y qué experiencias, personas y características personales van a ser mejores para llevar a cabo ese plan. Con todo planificado, reencarnamos. Una vez que estamos en la Tierra, las situaciones van apareciendo para que hacer posible nuestro aprendizaje. Sin embargo, yo puedo elegir hacer frente a esas situaciones, tratar de evitarlas e incluso irme por otros caminos diferentes al plan (aunque esto último es muy poco frecuente).

      Por ejemplo, quizá he venido a aprender a trabajar en equipo. Entonces aparece la situación (un puesto laboral). Comienzo a trabajar en esa situación, me arrastran mis emociones, mi carácter hacer difícil que me lleve bien con mis compañeros, y en lugar de trabajarme eso, decido por mi libre albedrío dejar ese trabajo. La situación se ha dado (planificación), pero yo me he ido sin aprender nada (libre albedrío). O vengo a trabajar mis celos de pareja y, cuando tengo pareja y siento celos, acabo la relación.

      Sin embargo, lo que hemos venido a aprender se nos seguirá presentando. Tengo libre albedrío para irme de las situaciones sin aprender, pero las situaciones volverán a aparecer constantemente. El plan siempre se va reestructurando para ofrecernos oportunidades continuamente. En el ejemplo del trabajo, el problema seguirá apareciendo en el resto de trabajos que tenga, y me puedo marchar de todos ellos, pero seguiré encontrando la misma situación hasta que tome consciencia de lo que en realidad se me está pidiendo hacer.

      En cuanto a tu segunda pregunta, la Tierra es solo uno de los muchos lugares en los que podemos encarnar. En las regresiones siempre vemos que es uno de los lugares más difíciles, por lo que también ofrecen la oportunidad de evolucionar más rápido. Pero hay otros planetas, físicos y en otras dimensiones, a los que también vamos. Hay lugares en los que aprender una única cosa, lugares similares a la Tierra pero mucho más serenos, planetas y dimensiones solo para descansar… De modo que dependiendo de lo que queramos aprender, elegimos también el lugar en el que poder hacerlo. Por ejemplo, una paciente se vio viviendo una vida en un planeta de diferente dimensión en el que sólo se trabajaba la capacidad de conexión con otras personas. Otro paciente recordó su vida en un lugar en el que solo se encarnaba para contemplar y descansar.

      Espero haber podido aclarar tus dudas.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

      • Muchas gracias Joaquín por tu respuesta. Muy clara, facilitó mi comprensión. Y me surge otra pregunta. Hay un destino? Todos los camimos que uno elija (usando el libre albedrio)conducen a ese destino?
        Si es que no existe un ” destino”.Significaque lo que planificamos antes de reencarnar para cumplir los objetivos que nos planteamos para evolucionar no siempre se cumplen? O sea..uno va a reencarnar cuantas veces sea necesario hasta poder evolucionar sobre el tema que necesita mejorar?
        Espeeo poder haber sido clara. Es tan interesante todo este tema..y surgen tantas preguntas. .
        Muchas gracias! !

      • Hola de nuevo, Marcela,

        Efectivamente hay unos objetivos (podemos llamarlos destino o plan del alma) y a lo largo de toda nuestra vida física, las situaciones que vayamos eligiendo con nuestro libre albedrío o se nos impongan tratarán de encaminarnos hacia ellos. Por supuesto, no siempre aprendemos lo que hemos venido a aprender a la Tierra (al menos no todo), y de ahí que en nuestras reencarnaciones siempre hayan objetivos pendientes de vidas pasadas. Otros serán nuevos, pero suele ser habitual que haya tareas pendientes de aprender y, por tanto, se repitan de una vida a otra.

        Espero haber aclarado tus dudas.
        Un fuerte abrazo!
        Joaquín.

  4. Hola y gracias por este nuevo artículo. En mi caso, me identifico mucho con los puntos 1 y 7, ambos me han facilitado no sólo la comprensión de mis experiencias vividas sino que también la aceptación de ellas para mi evolución de Alma. La maternidad por adopción de mi único hijo, actualmente con 19 años, es una de esas experiencias, pues tal y como lo indica en el punto 7 todos somos uno con EL UNO… El verdadero amor.

    • Hola Eugenia,

      Te agradezco mucho que compartas tu experiencia con nosotros. Seguro que ayuda mucho a otros lectores el poder ver el caso de alguien que ha podido hacerse consciente de que todas las experiencias que vivimos aquí tienen realmente un sentido y, sobretodo, que el punto 7 también es posible experimentarlo!

      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  5. Hola Joaquin, aqui mis dudas para entender el tema en la tierra;

    1) ¿En que momento, etapa un alma se incorpora al nuevo cuerpo (fecundacion, nacimiento, otro.)?

    2) ¿Por que si uno elije tener una vida fisica con poco o mucho dinero son tan pocos los ultra ricos y en cambio los que son pobres extremos son muchisimos? Esto se puede ver en la distribucion de la riqueza a nivel mundial.

    3) Nosotros asumimos roles a traves de varias vidas en la tierra que luego al volver al mundo espiritual ya no importan, ¿Entonces cual es nuestra forma, nuestra cara, nuestra identidad real en el mundo espiritual?

    Gracias y Saludos!

    • Hola Iván, como siempre muy interesantes tus preguntas.

      Sobre la primera, el alma se integra con el cuerpo físico una vez que el feto es viable y cumple las características que el alma va a necesitar para su experiencia en la Tierra. Esto suele darse a partir del tercer mes de embarazo. A partir de ahí, hay almas que se unen en esa fecha y otras que tardan más tiempo si ya tienen experiencia encarnando y, por tanto, necesitan menos tiempo de adaptación. Habitualmente, a partir del séptimo mes todas las almas están ya integradas en el feto.

      En cuanto a la segunda pregunta, el que sea bueno o malo tener mucho o poco dinero es algo que analizamos desde el punto de vista físico. Como almas, esta decisión se toma dependiendo de lo que se necesite aprender. El tener o no tener dinero implicará qué situaciones se vivirán y cuáles no. Aquí, sin duda, se aprende mucho más de las situaciones difíciles que de las fáciles, y siempre venimos a aprender lo máximo posible según nuestro nivel evolutivo.

      Sobre tu última cuestión, las vidas que vivimos en la Tierra sí importan, pero no los sucesos concretos, sino lo que aprendió de ellos y nos ayudó a evolucionar. En el mundo espiritual, como almas, tenemos también nuestra personalidad (muchas veces, no tan diferente a la física, aunque sí con mayor consciencia), nuestra identidad individual (la cual se mantienen a lo largo de muchos planos) y tenemos también un cuerpo, una apariencia. En el plano astral, por ejemplo, nuestra apariencia es prácticamente la misma que teníamos físicamente (ya que el cuerpo astral es casi un doble del físico). En el mundo espiritual (plano mental inferior y superior) nuestro cuerpo es llamado “cuerpo mental” y ahí podemos variar nuestra apariencia y adaptarla. En las regresiones, las personas pueden ver a los habitantes de allí como “seres de luz”, y la intensidad de esa luz varía según los niveles de evolución.

      Espero haber podido aclarar tus dudas.
      Un abrazo,
      Joaquín.

  6. Buenos días, Joaquín.
    Mi duda es la siguiente: nosotros venimos a este mundo con un propósito pero nos lo ponemos muy difícil con el libre albedrío.
    A veces estamos viviendo situaciones de las que queremos escapar por algún motivo que desconocemos y es superior a nosotros. Sin motivos. La única razón es que sabemos que no es nuestro lugar.

    Otras veces he notado que en una situación que no da ninguna satisfacción estamos como dormidos, estamos por estar y ahí seguimos dejando pasar el tiempo hasta que un día un sueño te lo muestra y lo ves claro.

    Qué crees que es ese sueño? Quién lo suele originar? El alma o alguien que te ayuda en sueños o el ego?
    Sería más fácil tener la seguridad de que estamos haciendo lo correcto.

    Un día, tras separarme, me dí cuenta de que yo no era yo. No me reconocía. Tuve el propósito de encontrarme y me remonté a mi infancia, lo que me encantaba hacer, lo que quería ser de mayor, lo que me daba miedo o me ponía triste. Ahora soy más acorde conmigo misma.
    Perdemos el norte al crecer? Nos vamos olvidando de nuestra esencia? Pienso que hay que hacer un trabajo interior muy grande para no dejarse llevar por los acontecimientos de tu alrededor.

    Gracias por el artículo. Me ha encantado.

    • Hola Patri,

      Las dudas y los comentarios que planteas son realmente interesantes, y te agradezco que los hayas realizado para poder hablar de esto de un modo más concreto, aunque es un tema que puede parecer algo complejo.

      Efectivamente nosotros venimos con un plan que vamos a ir siguiendo a través de nuestro libre albedrío. Si no tuviésemos esa capacidad de elección, no podríamos realizar los aprendizajes. Precisamente, es la consciencia que se produce al elegir, al equivocarse, al intentarlo de nuevo la que nos permite evolucionar.

      Como alma que somos, siempre sabemos internamente qué es lo que hemos venido a hacer aquí. Probablemente no de un modo consciente, pero sí internamente. De ahí que como comentas haya veces en las que, sin motivo aparente, sabemos que “no estamos en el lugar que debemos estar”. Esa intuición, si no está interferida por el ego humano (a veces esto es lo complicado, poder discernir), viene directamente de nuestra alma, que sabe su camino.

      En cuanto a lo que sucede mientras dormimos, cuando recibimos este tipo de intuiciones, mensajes o símbolos que nos ayudan a encaminarnos, suelen estar siendo enviados por nuestros Guías, ya que parte de su trabajo es precisamente ayudarnos a cumplir con nuestro plan. No dudo de que haya ocasiones en las que sea nuestra propia alma la que nos de estas orientaciones, pero en las sesiones de Darshanum he podido comprobar que esta tarea proviene principalmente de ellos. Comprendo que te guataría que los mensajes fueran más explícitos en esos sueños, de tal forma que nos dieran la certeza de estar haciendo lo correcto, sin embargo los Guías nunca pueden entrometerse en el plan de vida y el libre albedrío, de ahí que puedan orientar, insinuar, pero raramente ser directivos.

      Sobre tu última duda, efectivamente cuando somos pequeños estamos más alineados con el plan, de hecho hay poco que podamos decidir ahí, nos vamos dejando llevar, fluir por las situaciones. A medida que crecemos, es el ego (nuestro falso yo, la “voz de la cabeza) quien comienza a complicarnos la vida y a apartarnos de lo verdaderamente importante, de ahí la importancia, como bien dices, de trabajar ese ego y poder volver a conectar con lo que somos.

      Espero haber podido resolver tus dudas.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

      • Gracias por las explicaciones a todos mis planteamientos.

        Leí que comentabas acerca de que podemos elegir planetas, dimensiones, etc… más serenos, para descansar. Realmente nos lo merecemos si hemos decido venir aquí a liarnos la cabeza con mil cosas diariamente navegando entre dudas, toma de decisiones, alegrías y dolor.
        Quizá parte de la solución está en potenciar nuestra intuición. Instruirnos. Y al final de nuestra vida, por fin, entenderlo. Pero antes de morir, así veríamos la vida en su esplendor. La muerte sería un momento dulce.

  7. Hola Joaquín, que interesante las preguntas y respuestas, yo también siento Como en esta vida no estoy aprendiendo nada, no estoy evolucionando, he vivido la muerte de mi pareja, ahí se me paró la vida y siento que no avanzo, tal vez como dices en una respuesta seguro está planeado que sea asi por un tiempo pero a raíz de ahí tampoco siento que aprenda nada …. ojala algún día la vida me de la oportunidad de estar en Madrid y tener una consulta con usted

    • Hola Inés,

      En muchas ocasiones podemos sentir que no estamos aprendiendo nada ante una situación dolorosa o incluso ante la vida en general. Sin embargo, el creer que no estamos aprendiendo no significa que en realidad no lo estemos haciendo. Muchas de las cosas que aprendemos y que nos ayudan en nuestra evolución no se hacen de forma consciente, es cuando miramos hacia atrás y nos damos cuenta de lo que hemos ido cambiando, de cómo hemos ido cambiando pensamientos, valores, actitudes… ahí es cuando podemos darnos cuenta. De hecho, en la terapia psicoespiritual de duelo, muchos de los pacientes no son conscientes de todo lo que han evolucionado hasta que nos paramos a revisarlo y analizarlo.

      Pese a que esto siempre es así, si internamente sientes que hay cosas en las que te has estancado, si notas incomodidad en tu vida, sensación de no terminar de estar en el camino que sientes, es importante también prestar atención a eso, ya que puede ser una intuición de tu propia alma a cerca del camino a seguir o, al menos, del camino del que hay que salir. Por tanto, ambas cosas van de la mano. Por un lado, sí estás aprendiendo aunque no lo veas, y por otro, el alma puede estar tirando de ti para mostrarte cómo continuar.

      Cuando quieras no dudes en escribirme, aunque estés lejos de Madrid podemos vernos por Skype, no hay problema!
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  8. Excelente artículo, lo único sorprendente es como podemos elegir vivir experiencias como una enfermedad o el maltrato. La soledad.

    • Hola Angeles,

      Sí, cuanto más difíciles son las situaciones, más complicado puede resultar aceptar que forman parte del plan que hemos elegido. Pero sin duda, son también las experiencias que más oportunidad nos traen para el aprendizaje y la evolución.

      Un abrazo,
      Joaquín.

  9. Qué pasa con las personas que debido a padecimientos mentales se quitan la vida? Éso estaba en su plan al encarnar?

    • Hola Alicia,
      Hay dos cosas que nunca se planifican desde el mundo espiritual: el suicidio y el asesinato. Cuando alguien desencarna de ese modo, se marcha antes de haber terminado su plan en la Tierra. En cualquier caso, tendrá la oportunidad de continuarlo en su siguiente reencarnación.
      Espero haber podido aclarar tu duda.
      Un abrazo,
      Joaquín

    • Hola Dacil,
      Todo está planificado desde el mundo espiritual. No es tanto “escrito”, porque siempre pueden haber modificaciones y reajustes, pero sí hemos planificado nuestra vida en este plano, con los objetivos que hemos venido a aprender y las vivencias que tendremos que experimentar para ello.
      Un abrazo,
      Joaquín.

    • Hola Lisbetty,
      Hasta donde conozco, hay solo dos tipos de desencarnaciones que no se planifican desde el mundo espiritual: el suicidio y el asesinato. Cuando alguien desencarna por alguno de estos dos motivos, se marcha antes de poder finalizar el plan de vida que había venido a realizar. Sin embargo, esa parte del plan que ha quedado pendiente podrá volverla a vivir en su siguiente reencarnación.
      Espero haber podido aclarar tu duda.
      Un abrazo grande,
      Joaquín.

  10. Hola Joaquín
    Esta muy bueno el artículo .pero en algunos casos me surge la duda de si la desición que tome será la correcta o si no lo es y me lo vuelven a poner para que cambie lo que hago ,Como en el caso de las mujeres que son abusadas por el esposo ,lo dejan y el segundo esposo también las trata mal .Que deben hacer? O las que el maltrato viene de los hijos ,que la abusan y no la consideran Que hace para salir de esa situacion y que no le vuelva .A veces no se sabe que es lo correcto

    • Hola Latitza,

      Como muy bien has comentado, cuando las situaciones se nos repiten constantemente es porque hay algo que no estamos sabiendo ver, hay algo que se nos escapa. Ante situaciones como las de abusos o malos tratos, lo primero que la situación nos pide es marcharnos de allí, acabar con esa situación. No hay duda en esto, y de hecho el ser capaz de hacerlo ya es un logro fundamental. En ese momento, sin duda lo correcto es marcharse. Sin embargo, una vez hecho esto, es necesario tomar consciencia de lo que ha pasado para entender qué es lo que no estamos sabiendo ver y por tanto nos mantiene atados a esas situaciones. De lo contrario, efectivamente, la situación tenderá a repetirse.

      Cada plan de vida es diferente, de modo que cada persona debe indagar por sus propios medios o a través de terapia psicoespiritual o regresión lo esas situaciones le están pidiendo aprender. Pero, por si te sirve, te pondré de ejemplo un caso reciente de una paciente a la que le sucedía esto. Sus tres parejas anteriores la habían tratado mal y, aunque ella terminaba dejándolos, siempre se repetía la misma experiencia. A través de una sesión de Darshanum (una conexión espiritual en la que habló con su Guía) pudimos ver qué era lo que estaba pasando por alto. Necesitaba darse cuenta de cómo ella siempre había dado prioridad a los deseos de ellos, cómo se había olvidado de sí misma, cómo había creído que su trabajo estaba en ayudar a cambiar a sus parejas y esto se había convertido en un error que la alejaba de su felicidad, y cómo necesitaba cambiar algunas de las creencias que tenía sobre los conceptos de familia y pareja (conceptos que arrastraba de vidas pasadas). Al poder ver y entender esto, ya ha podido ir cambiando los patrones que la hacían vibrar con ese tipo de personas e ir despegándose, trascendiendo, estas situaciones. Pero como te comento, cada persona tiene sus propias cosas que aprender y necesita revisarse individualmente.

      Si necesitas ayuda u orientación, no dudes en escribirme por e-mail (joaquin@triom.es) o por mensaje privado de Facebook.

      Espero haber podido aclarar un poco tu duda, Laritza.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  11. Hola Joaquín,hace dias tuve diferencias en el trabajo, trate de ayudar a personas no salio como yo esperaba ” no se dejaron ayudar” … Ya regresaba a mi casa y venia renegando hasta que algo me hizo pensar que necesitaba vivir esa experiencia después una amiga me comentó que cada quien elige lo que quiere y entendí el libre albedrío. Ahora que leo tu artículo me siento mejor. Me encantan tus escritos gracias por ayudarme a entender esta vida.

    • Hola Claudia,
      Me alegra mucho que tras vivir esa experiencia pudieras hacerte consciente de cómo eras tú quien necesitaba tenerla, cómo eso también formaba parte de tu plan para que pudieras comprender mejor el libre albedrío o incluso más de lo que que ahora pueda parecer. A veces la ayuda que ofrecemos no se ve en el momento, pero ahí queda y, como una semilla, puede comenzar a brotar pasado un tiempo. Me alegra que te gusten los artículos y te agradezco tu participación!
      Un fuerte abrazo!
      Joaquín.

  12. Saludos Joaquín,

    En primer lugar, mis felicitaciones por el excelente contenido que llevas escribiendo desde hace años. Me parece uno de los blogs más interesantes e informativos de esta temática en Internet. Y enhorabuena por tu libro, el cual ya leí hace unos meses.

    Para comenzar, voy a compartir mi experiencia personal para ponernos en contexto:

    Hace ahora mismo un año y un mes mi madre desencarnó como consecuencia de un cáncer. Ella se fue muy joven, con sólo 54 años, y la verdad que fue un acontecimiento que ha supuesto un golpe muy duro en mi vida y un cambio radical. He pasado de tener una vida idílica a estar constatemente pregutándome por qué le ha ocurrido a ella tal desgracia, sobre todo, teniendo en cuenta lo buena persona que era o es 🙂

    Desde su partida me empecé a interesar por el mundo de la espiritualidad como única herramienta o puente que tenía en mis manos para saber de mi madre o poder contactar con ella. No creía en los contactos astrales a través del sueño, pero un día que estabamos en casa mi hermana y mi padre charlando me dijeron que ellos la noche anterior habían soñado con mi madre (no sé si producto de su imaginación o contacto astral) y acto seguido durante la charla, yo me quejé de que todo el mundo había tenido la suerte de soñar con ella y yo no.

    Y cuál fue mi sorpresa que, como milagro de la divinidad, parece que mi madre escuchó mi queja y esa noche tuve un sueño con ella muy bonito y único que creo que fue un verdadero contacto astral (Aclaro que debido a su enfermedad, ella acabó los ultimos meses de su vida en silla de rueda sin poder caminar ni valerse por si misma).

    Pues en ese supuesto contacto astral, vi a mi madre sentada en una mesa junto a mí y mi padre, la veía con un rostro muy rejuvenecido, sonriente y resplandeciente. A lo lejos veía una silla de ruedas y yo le preguntaba constantemente “¿mamá estás bien?” y ella me respondía que sí asintiendo con su gesto y sonriendo con mucha vehemencia.

    El mensaje de la silla de ruedas alejada de ella lo interpreté como que ella ya no estaba sufriendo y que se encontraba muy bien. Sentía mucha felicidad alrededor de ella y durante lo poco que duró el sueño.

    Por otro lado, he ido a una medium y mi madre me dice que está muy feliz y se encuentra,incluso para que creyese que era ella (mi madre) la que me habla a través de la medium -> la medium me trasladaba anécdotas de conversaciones que hemos tenido en casa yo y mis hermanos o de la limpieza de casa (cosas que la medium es imposible que sepa).

    También la medium “adivinó” el nombre de mi hermano sin saber nada de él anteriormente, nos contaba cosas muy íntimas que sólo sabía mi madre.

    Incluso a mi hermana, una de las veces que fue a esta medium, le comentó una palabra que usó mi hermana en una conversación días atrás de ir a la consulta de la medium. Parece que está viéndolo todo y que está en casa con nosotros. También nos ha dicho, a través de la medium, que ella está siempre en la cocina (lugar que le encantaba estar por que amaba cocinar).

    Tras todo lo expuesto anteriormente, mis preguntas son las siguientes Joaquín:

    1) Como dice el punto 2 del artículo “que hemos planificado nuestra vida en la tierra” –> ¿es posible que el alma de mi madre haya programado padecer cáncer e irse tan prematuramente?

    2) ¿Es posible a través de regresiones ponerme en contacto con el alma de mi madre y que ella me confirme o no si su enfermedad estaba planificada y que ella tuvo que irse en el momento que se fue porque ese era su plan de vida?

    3) Tras la descripción del posible contacto astral con mi madre -> ¿desde tu experiencia crees que fue un sueño producto de mi mente o un verdadero contacto astral?

    4) ¿Es mejor enviar el alma de mi madre a la luz desde ya o ella está cerca de nosotros porque quiere y abandonará ese plano cuando ella lo desee?

    5) Me reencontraré con mi madre en algún momento de nuevo cuando yo desencarne?

    6) Me podrías recomendar bibliografía de utilidad sobre esta temática

    Un saludo y muchas gracias de corazón!

    Roberto

    • Hola Roberto, un placer saludarte.

      En primer lugar, quiero agradecerte sinceramente que hayas compartido esta situación tan dolorosa que atravisesas con nosotros, ya que sin duda con ella y las interesantes preguntas que planteas ayudarás a muchos otros lectores que atraviesan una pérdida física tan importante como es la de una madre. Te agradezco también, y me alegra, que te gusten los artículos que voy publicando sobre postvida y el libro. Espero de verdad que te sirvaran en este ciclo que recorres desde hace un año.

      En cuanto a tu primera pregunta, cuando planificamos nuestra vida desde el mundo espiritual efectivamente también solemos elegir el tipo de enfermedad que nos llevará a desencarnar. Esto, como todo lo demás, no es arbitrario, sino que responde a los últimos aprendizajes que tenemos que experimentar. La edad, a nivel espiritual, es lo de menos. Nos marchamos cuando hemos realizado ya todos los aprendizajes que hemos venido a hacer. De hecho, es habitual que almas con gran evolución desencarnen jovenes, como en el caso de tu madre, ya que son capaces de hacer los aprendizajes sin demora y permitir así que se continúen desarrollando los planes de vida de sus seres queridos (como es ahora tu caso a través del duelo).

      Sobre tu segunda cuestión, efectivamente existe la posibilidad de poder conectar con tu madre en el plano astral para poder comunicarte con ella. Para esto no es necesario realizar una regresión, basta con una sesión de Darshanum (conexión espiritual) en la que poder acceder de manera consciente hasta el plano astral en el que se encuentra. Al haber pasado solo un año, no sé si será cosnciente todavía de que todo formaba parte de su plan de vida, ya que eso lo comprendemos al llegar al mundo espiritual, pero en cualquier caso sí puede mostrarte y comunicarte dónde se encuentra y cómo se siente ahí.

      En cuanto a tu tercera pregunta, tal y como lo has explicado no tengo duda de que se trató de un contacto astral. De ahí que pudieras verla más rejuvenecida (siempre toman la forma más agradable de mostrarse) y sonriente (tratando de transmitirte serenidad, bienestar). Cuando los sueños son un producto mental, estas dos cosas no suceden y, además, el sueño se olvida minutos u horas después de despertar. Si ya había comunicado con tu padre y tu hermana, la sensación que me da es que no se hubiera comunicado contigo para no generarte más dolor, y al escuchar tu queja y tus ganas, tomase entonces la decisión de hacerlo.

      Sobre al cuarta pregunta, no es necesario ni sirve realmente para nada que tratemos de enviar a un ser querido a la luz, ya que ellos permanecen cerca de nosotros por voluntad propia y el tiempo que quieren y pueden. Sí puedes explicarle el lugar en el que se encuentra, puedes hablarde de su Guía, de lo que sucederá cuando debe el plano astral… pero no para que se marche, sino para que tenga menos incertidumbre. Pero se quedará con vosotros el tiempo que ella considere necesario, y está bien así.

      En cuanto a tu quinta pregunta, no te quepa la menor duda. Siempre que llegamos al mundo espiritual nos reencontramos con nuestros seres queridos, tanto sin pertenecen a nuestra familia de almas como si no.

      Sobre bibliografía sobre postvida, te dejo aquí algunos de mis libros favoritos (sé que ya has leído alguno de ellos, pero te los pongo todos):

      – “Una vida infinita” (Joaquín Cámara)
      – “Muchas vidas, muchos maestros” (Brian Weiss)
      – “Los mensajes de los Sabios” (Brian Weiss)
      – “El viaje de las almas” (Michael Newton)
      – “Destino de las almas” (Michael Newton)
      – “Un libro de texto de Teosofía” (Charles Leadbeater)

      Espero haber podido aclarar tus dudas, Roberto.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  13. Hola saludos señor Joaquin muy buen articulo
    Mi pregunta es
    Si nosotros planificamos todo lo que hemos de vivir en la tierra bueno o malo como es que uno planifica vivir el suicidio de un esposo ? En mi caso
    Apoco yo decidi o planifique el nivel de dolor y sufrimiento que eso me causo?Y como fue entonces que en algun momento se cruza uno con ese tipo de personas en el caso de asesinatos golpeadores y todo lo demas que le cause sufrimiento y dolor al ser humano eso en vdd no lo comprendo.
    Y por otro lado los karmas son transferibles?
    Un ejemplo hay familias en las cuales desde la abuela hijas nietas etc etc van sufriendo un tipo de vida similar eso es por karmas no se si me explico pero igual estare pendiente a su respuesta
    MUCHAS GRACIAS

    • Hola Lorena, muy interesantes las preguntas que planteas.

      Efectivamente todas las situaciones importantes que vamos a experimentar en la Tierra las hemos planificado desde el mundo espiritual, A EXCEPCIÓN de dos: el suicidio y el asesinato. Estas dos situaciones no estaban planificadas. Tu esposo se suicidó usando su libre albedrío, pero esto no formaba parte de su plan de vida. Cuando esto sucede, tu Guía y los Sabios se encargar de reorganizar tu plan de vida para que lo que vas viviendo a partir de ese momento se amolde y amplíe tu experiencia y aprendizaje en la Tierra.

      En cuanto a si el karma es transferible, no. El karma es individual, pero sí puede darse a lo largo de varias generaciones dentro de la misma familia. Esto sucede porque las almas que componen la misma familia física y espiritual están trabajando el mismo aprendizaje, de ahí que todas experimenten similitudes, hasta que alguna de esas almas encarnadas sea capaz de trascenderlo y acabar de ese modo con el karma generacional.

      Sé que son dos temas complicados los que planteas, pero espero haber podido resolver tus dudas.
      Te envío un fuerte abrazo,
      Joaquín.

  14. ESTA ACTIVIDAD HA FINALIZADO. A PARTIR DE ESTE MOMENTO YA NO SE CONTESTARÁN NUEVOS COMENTARIOS. Los mensajes permanecerán abiertos unos días por si alguna persona a la que ya se le haya contestado quiere replicar o indicar algo. Un saludo!

Los comentarios están cerrados.