Entrevista a una persona que ha estado clínicamente muerta

[Si es tu primera visita a este blog, te recomendamos que pulses aquí.]

Tal y como decíamos en un post anterior, las experiencias cercanas a la muerte y las entrevistas a moribundos han servido desde hace años para acercarnos cada vez más a lo que sucede tras la muerte. Con cada nueva respuesta que encontramos, se abren nuevos interrogantes sobre el tema. Hoy os presento una entrevista que pude hacer a un compañero de otra comunidad de blogs que ha tenido una de estas experiencias y que nos ha permitido publicar la entrevista que le realicé.

CDB – ¿Qué edad tenías cuando te sucedió esta experiencia cercana a la muerte?
Laiho –  Contaba yo con veinte años.

CDB –¿Dónde sucedió?
Laiho –  Me sometía a una operación de corazón como otras tantas. Estaba desanimado, sin ganas, pero no quedaba más remedio que hacerlo, así que convencido por una médica me sometí a la paliativa para colocar un Stent en la rama pulmonar izquierda, al cabo de ocho horas de quirófano me llevaron a la UVI. No quise despertar de la anestesia, me sentía desganado y con ganas de irme de este mundo, me esperaba mi abuela, sentía su presencia. Los reanimadores junto con los cardiólogos decidieron despertarme por medios artificiales, yo no respondía, quería irme con mi abuela.

CDB – Dices que notabas la presencia de tu abuela, ¿cómo la notabas? ¿Podías verla?
Laiho –  No podía verla, sólo sentirla, una voz dulce melancólica y dulce, muy dulce, la ví en mi ser, se iluminó mi alma, sentí que me rozaba el corazón, sentí su amor en mi pecho.

CDB – ¿En algún momento te viste fuera de tu cuerpo?
Laiho –  Sí, me vi fuera de mi cuerpo, los cirujanos estaban haciendo ” cosas ” en mi cuerpo inerte, y me intentaban traer a la vida, ignorando que yo estaba mas vivo que nunca, estaba donde encontré una enorme paz interior, una tranquilidad maravillosa, era mi ” Nirvana “

CDB – ¿Cómo te sentías en ese estado, fuera del cuerpo?
Laiho –  Me sentía solo, perdido, pero a la vez tranquilo escuchando su llamada, todo oscuro, nadie me guiaba, quería unirme a ella, no me importaba lo que me costara.

CDB – Me comentabas que todo estaba oscuro y la escuchabas…
Laiho –  Son sensaciones dignas de vivir, a veces imposibles de explicar, todo a oscuras pero esa voz era como la voz del alma que te llevaban hacia ella, te llamaban a cada paso, mientras la tranquilidad era cada vez mayor, y cada vez te sentías más vivo. En todo momento estuve cerca de ese túnel, sólo pude ver una oscuridad apacible, miedo a nada, me sentía seguro.

CDB – Muchas de las personas que han tenido una ECM (experiencia cercana a la muerte) relatan, al igual que tú, que no querían volver. ¿Por qué? ¿Qué sentías allí?
Laiho –  Sentía una paz eterna, una tranquilidad embriagadora, pero cuando mi abuela me hablaba me hizo comprender que debía volver, mi vida aún no había acabado, me sentí tranquilo por sus palabras, me prometió estar allí cuando me llegue la hora.

CDB – ¿Cómo regresaste de nuevo a tu cuerpo, a la vida?
Laiho –  Cuando por fin estuve a punto de acercarme a mi abuela, en aquel estado, cuando vi su mano asomar para que me quedara con ella, sentí un fuerte empujón. Volví en sí y desperté en la UVI, desorientado y triste.

CDB – Laiho, muchísimas gracias por haber hablado de todo esto aquí y por haberme respondido tan detalladamente a todas mis preguntas. Ha sido un verdadero placer contar contigo en este especial, poder hablar directamente con un compañero de confianza que atravesó una experiencia cercana a la muerte en primera persona.
Laiho –  Muchas gracias a tí por esta bella iniciativa, muchas gracias por hacerme recordar aquellos momentos tan dulces.

 

About these ads

Un pensamiento en “Entrevista a una persona que ha estado clínicamente muerta

  1. He oído sobre este tema, personas cercanas a mí, personalmente no he tenido esa experiencia.
    El volver es porque todavía no es el momento.

Los comentarios están cerrados.